martes, enero 26, 2021
54.1 F
San Diego
Inicio Secciones Salud y Familia Análisis: desestimaron al coronavirus, hasta que fue demasiado tarde

Análisis: desestimaron al coronavirus, hasta que fue demasiado tarde

Hace un año, mientras miles de estadounidenses terminaban sus compras navideñas y organizaban sus viajes, médicos en Wuhan, China, luchaban contra un misterioso brote de neumonía de origen desconocido.

Los médicos chinos creyeron que estaban siendo testigos del regreso del síndrome respiratorio agudo severo (SARS) un coronavirus que surgió en China a fines de 2002 y se propagó a 8,000 personas en todo el mundo, matando a casi 800.

La enfermedad nunca se propagó en los Estados Unidos, y desapareció en 2004.

Aunque esta enfermedad no se ha registrado en 16 años, el SARS marcó como muchas naciones, y científicos estadounidenses, reaccionaron a su mucho más peligroso primo hermano, el nuevo coronavirus que causa COVID-19.

Cuando los funcionarios chinos revelaron que a su brote de neumonía lo había causado un nuevo coronavirus, los países asiáticos afectados por el SARS sabían lo que tenían que hacer, dijo el doctor Amesh Adalja, investigador principal del Centro Johns Hopkins para la Seguridad de la Salud. Taiwán y Corea del Sur ya habían aprendido la importancia de una respuesta rápida que incluía pruebas generalizadas, rastreo de contactos y el aislamiento de personas infectadas.

Estados Unidos, por el contrario, aprendió todas las lecciones equivocadas.

La racha de buena suerte del país, de 20 años, con los patógenos emergentes, que incluyen no solo el SARS, sino también la pandemia relativamente leve de H1N1, el síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS), el ébola, el virus Zika y dos cepas de la gripe aviar, nos dio una “falsa sensación de seguridad ”, opinó Adalja.

Muchos de los principales especialistas en enfermedades infecciosas subestimaron el veloz brote en sus primeras semanas y meses, asumiendo que Estados Unidos, otra vez, saldría ileso, según un análisis de KHN.

La arrogancia estadounidense impidió que el país reaccionara tan rápida y eficazmente como las naciones asiáticas, dijo Adalja.

Durante las dos primeras décadas de este siglo, “hubo muchas alarmas de fuego sin que hubiera incendios, por lo que lo que se tendió a ignorar esta alarma”, dijo Lawrence Gostin, director del Instituto O’Neill de Georgetown para la Ley de Salud Nacional y Global, quien reconoce que al principio subestimó el virus.

En una historia del 24 de enero, el doctor William Schaffner le dijo a KHN que el peligro real para los estadounidenses era la gripe común, que puede matar hasta 61,000 estadounidenses al año.

“En comparación, el coronavirus será un destello en el horizonte”, dijo Schaffner, profesor de medicina preventiva y políticas de salud en el Centro Médico de la Universidad de Vanderbilt. “El riesgo es trivial”.

El mismo día, The Washington Post publicó una columna del doctor Howard Markel, quien cuestionaba la cuarentena de millones de personas en China. “Es posible que este coronavirus no sea muy contagioso, y puede que no sea tan mortal”, escribió Markel, director del Centro de Historia de la Medicina de la Universidad de Michigan.

JAMA, una de las revistas médicas más prestigiosas del mundo, publicó un podcast el 18 de febrero titulado “La epidemia de influenza 2020: más grave que el coronavirus en los EE.UU.” Una semana después, JAMA publicó una gran infografía que ilustraba los peligros de la gripe y minimizaba los riesgos del nuevo virus.

El doctor Paul Offit, quien dirigió el desarrollo de una vacuna contra el rotavirus, predijo que el coronavirus, como la mayoría de los gérmenes respiratorios, desaparecería en el verano.

“No puedo imaginar, francamente, que cause ni siquiera una décima parte del daño que causa la influenza cada año en los Estados Unidos”, dijo Offit a Christiane Amanpour en una entrevista en PBS, el 2 de marzo.

El presidente Donald Trump se hizo eco de muchos de estos comentarios y pronosticó que el coronavirus desaparecería en abril, y que no era peor que la gripe. Trump dijo más tarde que el país estaba “dando vuelta” a la pandemia, incluso cuando el número de muertes se estaba disparando a niveles récord.

Caitlin Rivers, epidemióloga y profesora asistente de la Escuela de Salud Pública Bloomberg de la Universidad Johns Hopkins, se preocupó, y tuiteó, sobre el nuevo coronavirus desde el principio. Pero dijo que los funcionarios de salud pública trataron de equilibrar esos temores con la realidad de que la mayoría de los pequeños brotes en otros países no suelen convertirse en amenazas globales.

“Si lloras todo el tiempo, la gente nunca prestará atención”, dijo el epidemiólogo Mark Wilson, profesor emérito de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Michigan.

Los expertos dudaban en predecir que el nuevo coronavirus sería la gran pandemia que habían anticipado durante mucho tiempo “por temor a parecer alarmistas”, dijo la doctora Céline Gounder, especialista en enfermedades infecciosas que asesora al presidente electo Joe Biden.

Si más expertos se hubieran dado cuenta de lo que se avecinaba, la nación podría haber estado mucho mejor preparada. Estados Unidos podría haber tenido una ventaja en la fabricación de equipos de protección personal, ventiladores y otros suministros, dijo el doctor Nicholas Christakis, autor de “Apollo’s Arrow: The Profound and Enduring Impact of Coronavirus on the Way We Live”.

“¿Por qué desperdiciamos dos meses que practicamente nos regalaron los chinos?”, se preguntó Christakis. “Podríamos haber invertido miles de millones de dólares en pruebas. Podríamos haber tenido un mejor mensaje público de que estábamos a punto de ser invadidos… Pero no estábamos preparados”.

Kaiser Family Foundation

- Advertisment -

Most Popular

“Los Jóvenes Merecen un Asiento en La Mesa”, se afirma en curso de Liderazgo Juvenil impulsado por Live Well y el Condado de SD;...

SAN DIEGO.-  Un curso de Liderazgo Juvenil esimpulsado por la organización no lucrativa Live Well San Diego y el Condado de San Diego. Con el...

la temperatura ideal para tener un sueño reparador

Dormir es una de las necesidades básicas del cuerpo y, además, es una actividad que le permite al cuerpo recuperar energías. Así, dormir es...

¿Hay una dieta para prevenir las enfermedades de la Tiroides?

La Tiroides es una glándula que tiene la función de producir las hormonas tiroideas que se conocen con el nombre de T3 y T4,...

Dañinos; cigarrillos electrónicos provocan inflamación en el tracto digestivo

SAN DIEGO.- Fumar un cigarrillo electrónico podría ocasionarle un problema directo en el tracto digestivo, que comprende intestinos y estómago principalmente, y esto puede...

Recent Comments