domingo, abril 18, 2021
56.4 F
San Diego
Inicio Secciones Educación “Sería prematuro”, reabrir las escuelas mientras prevalecen “historias de muerte y de...

“Sería prematuro”, reabrir las escuelas mientras prevalecen “historias de muerte y de personas infectadas”, advierten

SAN DIEGO.- “Es desgarrador ver el dolor y el impacto en mis hijos. Estoy luchando con el impacto emocional de los estudiantes que acuden a sus maestros con historias de muerte”, alertó el Maestro Matthew Schneck, miembro de la Asociación de Educación de San Diego (SDEA).

“El virus está arrasando las comunidades de mis estudiantes”, advirtió en una conferencia virtual promovida por California Teacher Asociation (CTA) y en la que tomaron parte voces de padres de familia y educadores del estado.

“Todos los días, miles de personas aún se infectan y mueren; es demasiado regresar en estas condiciones”, coincidió por su parte María Osorio, madre de familia quien reside en la ciudad de Los Ángeles, la más numerosa en infecciones y muertes por coronavirus en California.

“Tengo miedo, por mí, mis hijos y mi familia, y por los maestros y sus familias”, dijo por su parte la madre de Fresno, Marisela Valásquez.

Al término de la conferencia virtual, la asociación educativa que concentra en su seno a alrededor de 3 mil educadores concluyó que coincidía con los padres y educadores en que “las escuelas deben abrir sólo cuando sea seguro”.

Y añade que “los padres y educadores (de California) que trabajan con comunidades de bajos ingresos (predominantemente de latinos y de color), “expresan reservas sobre la reapertura prematura y están preocupados y temerosos de reabrir escuelas antes de que sea seguro hacerlo”.

“La reapertura mientras el COVID-19 continúa, y con la aparición de variantes nuevas y peligrosas,  sería prematuro”, concluye CTA, sintetizando las voces e inquietudes de los participantes en la conferencia virtual.

Amargo recuerdo y una dura realidad

En la tercera semana de febrero y justo en el día en el que se reportó el primer caso de contagio de coronavirus hace un año en California, el 19 de febrero de 2020, Anthony Fauci, director  del Instituto Nacional de Aleregia y Enfermedades Infecciosas, anticipó en conferencia virtual que alrededor 15 de abril podrían reabrir en el país las primeras escuelas, iniciando con High Schools (preparatorias).

Faucci se encuentra en este cargo desde 1984 y luego de haber sido objeto de frecuentes críticas acerca de su trabajo por el ex presidente Donald Trump, ha recibido la confianza del nuevo mandatario, Joe Biden.

Condiciones muy diferentes

No obstante, el gobernador Gavin Newsom, durante una conferencia de prensa virtual efectuada en la mañana del viernes 19 de febrero del presente en las instalaciones de la Junta de Educación del Condado de Alameda consideró que el estado de California tiene condiciones diferentes a otras entidades del país, y aunque lo más deseable que se pudiera reiniciar las clases dentro de dos meses, dependerá de cuánto se haya avanzado en el proceso de vacunación.

La conferencia de prensa virtual  se efectuó luego de la visita del Ejecutivo estatal a una clínica móvil a la que acudió para proporcionar vacunas a maestros y personal escolar “en barrios duramente impactados por la pandemia de COVID-19

Y ese mismo día, el gobernador Newsom publicaba los datos más actualizados, a esa fecha para reforzar su argumento de que la pandemia ha ido cediendo de manera notable, pese a que aún se siguen presentando cifras preocupantes de contagios y muertes por causa del virus:

Presenta datos optimistas

“Hemos administrado 6.93 millones de vacunas y hace un mes reportabamos 24 mil casos, hoy, 6 mil 798; hace un mes, una tasa de pruebas positivas de 9.9% y hoy, 3.1%; las hospitalizaciones han bajado 39% y los ICUs han disminuido en 35%”, escribió en su cuenta de facebook.

Del primer contagio a la crisis de salud pública

El 19 de febrero del año pasado se hizo oficial en el estado de California el primer caso de contagio por Coronavirus.

“Las escuelas de California cerraron en marzo de 2020 debido al COVID-19, pero algunas recibieron exenciones (wavers) en el otoño y reabrieron (a pesar de las objeciones de la CTA, que cree que las escuelas no deben reabrirse hasta que sea completamente seguro hacerlo). Para los educadores que regresaron al aula mientras la pandemia avanzaba, era como estar en una película de ciencia ficción con máscaras, guantes, desinfectante, mamparas de plástico y miedo”, afirma la asociación de educadores en un reporte de prensa.

“Algunos educadores enseñaron a los estudiantes sentados frente a ellos, así como a los estudiantes en línea al mismo tiempo, en lo que se ha llamado instrucción “concurrente” o “simultánea”. No había una guía sobre cómo enseñar en una pandemia u ofrecer instrucción simultánea. Pero los miembros de la CTA lo descubrieron sobre la marcha, muchos con poca formación.

A algunos se les proporcionó un amplio desinfectante de manos, mamparas de plástico y purificadores de aire; otros compraron los suyos”, se indica.

Y dos semanas después, el 1 de abril del 2020, en medio de la incertidumbre prevaleciente por el previsible cierre de escuelas y el impacto que esto tendría sobre el aprendizaje de los estudiantes del estado, el gobernador Gavin Newsom anticipaba el cierre físico de las escuelas públicas K-12 por lo que restaba del Ciclo Escolar 2019-2020, en respuesta a la reciente pandemia de COVID-19.

Señaló entonces el gobernante que está siendo objeto de una fuerte presión de grupos conservadores, que el Departamento de Educación trabajaba en conjunto con los distritos escolares y las uniones de maestros para establecer planes de aprendizaje a distancia (virtual) por lo que restaba de ese año y anticipó la puesta en marcha del Plan de Educación a Distancia.

Con las escuelas de Educación Básica (kindergarden, primarias y secundarias) cerraron todas las demás, pues luego lo harían todas las preparatorias y los planteles de Educación Superior del estado de California: Colegios públicos (comunitarios) y privados, al igual que todas las universidades públicas y privadas del estado.

Orden terminante

La orden del Departamento de Salud Pública de California era terminante: No podían reunirse en sitios públicos más de 10 personas y las escuelas –por su naturaleza masiva- era un de los sitios masivos y susceptibles de alto riesgo de contraer el virus llamado ya con el nombre con el que fue bautizado: COVID-19.

Tras 8 meses de incertidumbre, desconcierto y preocupación de los padres de familia y sus hijos (as) la  segunda semana de noviembre del año que terminó se anunciaba la puesta en marcha la puesta en marcha de un modelo híbrido de aprendizaje, en el que los estudiantes asistirían a clases en persona dos días a la semana y en línea o de manera virtual, los tres días restantes y los distritos escolares anticipaban clases personalizadas sólo para niños de Educación Especial, mientras el resto continuarían con el programa de Educación a Distancia o Virtual.

Del dicho al hecho

Para el mes de diciembre del 2020, cifras recopiladas por la Oficina de Educación del Condado de San Diego y que requieren de una actualización, 34 de los 43 distritos escolares ya habían abierto para algún tipo de instrucción en persona, pero el 79% de los estudiantes de las escuelas públicas permanecían en el aprendizaje en línea o de forma virtual.

En la primera semana de enero de este año el gobernador Gavin Newsom anunció un nuevo plan “para el regreso de los estudiantes y maestros de California a la instrucción presencial”, con fecha tentativa para el mes de febrero y anunció que el mismo contemplaba un gtasto de $2 billones de dólares.

Frustración tras frustración

El plan referido anunciado hace poco más de un mes busca “seguridad y mitigación en las escuelas con acciones como el uso de Equipo de Protección Personal (Personal Protection Equipment o PPE), mejoras en la ventilación (de los planteles), y pruebas para detección de COVID-19”, de acuerdo con lo escrito por el propio gobernante en su cuenta de facebook.

“Ansiosos por volver”, pero…

Y a nivel local, la union South County Teachers United, informaron que el 29 de enero pasado “ansiosos por volver a la enseñanza y el aprendizaje en persona, los maestros, enfermeras, consejeros y profesionales de apoyo educativo de California, enviaron una carta al gobernador Newson pidiendo un plan estatal agresivo para limitar la transmission de COVID-19 durante los próximos 100 días”.

Hoy cumplido más de un año del cierre y a escasos días de que termine el presente mes de febrero de 2021 el Distrito Escolar Unificado de San Diego, el segundo más grande del estado, se unió a la Asociación de Educadores de San Diego (SDEA, por sus siglas en inglés) respecto a las condiciones en que se tendría que dar una apertura segura de los planteles educativos.

Vacunarse vs. COVID-19 y reducción de contagios, la nueva condición

“Los educadores del Distrito Escolar Unificado de San Diego describen planes para una reapertura segura basada en vacunas, tasas minúsculas (de contagios) y medidas de protección en todas las escuelas públicas”, se indica en un reporte del distrito educativo local.

Y precisa que “tras el anuncio conjunto de nuevos laboratorios de aprendizaje para estudiantes en riesgo, los educadores locales y del Distrito Escolar Unificado de San Diego han anunciado planes para una reapertura completa, tan pronto como la disminución de las tasas de casos y el aumento de las vacunas lo hagan seguro”.

“Permanecer alertas”

“Para aquellos que continúan preocupados por nuestra capacidad para operar de manera segura en medio de la pandemia”, se indica, “tenemos las últimas medidas de seguridad implementadas en todas las escuelas y nuestro programa de pruebas se está expandiendo rápidamente. No tomaremos atajos en materia de seguridad, y nuestro programa de pruebas generalizado debería dar a todos confianza en nuestro compromiso de permanecer alerta contra la propagación del virus COVID-19”.

Vale decir por último que mientras los padres de familia de San Diego, pese a su manifiesta preocupación por la educación de sus hijos ante lo prolongado de la pandemia, siguen  en espera de lo que determinen las autoridades de salud del estado y de las escuelas locales, en la ciudad de Los Angeles, la organización “Students First Coalition of Los Angeles” (Coalición Estudiantes Primero de Los Angeles) publica una Carta Abierta enviada el 2 de febrero reciente al gobernador Gavin Newsom en la que cuestiona los criterios del Gobierno de California para mantener cerradas las escuelas públicas, los que califica como “anticuados y obsoletos”.

Los lineamientos generales

Conforme a los lineamientos de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) y que fija las directrices de salud con el que los planteles del país debieran operar para mitigar el riesgo de contagio, serían:

El uso correcto de mascarillas, conservar la distancia  entre persona y persona de 6 pies;  limpieza y constante lavado de manos y empleo de desinfectantes, así como mantenimiento y sanitización de las instalaciones escolares.

No obstante, como ya se ha mencionado, dichas medidas son consideradas como insuficiente para organizaciones sindicales como la Asociación de Maestros de California (California Teachers Association, CTA), la mencionada Asociación de Maestros de San Diego (SDEA) y los mayores distritos escolares del estado, que han fijado sus propias condiciones, destacando la necesidad de que todos los miembros de la comunidad escolar se encuentren vacunados.\

- Advertisment -

Lo Más Leído