viernes, mayo 7, 2021
57.8 F
San Diego
Inicio Secciones Salud y Familia Ayudaría contra POTS, medicamento podría servir como tratamiento

Ayudaría contra POTS, medicamento podría servir como tratamiento

SAN DIEGO.- Un reciente estudio de la Universidad de California en San Diego reveló que un medicamento utilizado para la insuficiencia cardíaca podría ser eficaz en el tratamiento del Síndrome de Taquicardia Ortostática Postural, conocido como POTS por sus siglas en inglés.

El POTS es un padecimiento del sistema nervioso autónomo que se caracteriza por el incremento de la frecuencia cardiaca al cambiar de la posición de recostado a ponerse de pie.

Esta alteración en la frecuencia cardiaca generalmente va acompañada de otros síntomas, como por ejemplo aturdimiento, mareo, náusea y dolor de cabeza.

La organización sin fines de lucro Dysautonomia International estima que el POTS afecta entre uno y tres millones de personas en Estados Unidos, principalmente mujeres.

Sin embargo, la investigación de la Facultad de Medicina de UCSD detectó que la Ivabradina disminuye los síntomas asociados con dicho síndrome.

En el sitio web de Journal of the American College of Cardiology se informó que los autores del estudio investigaron los efectos de la Ivabradina sobre la frecuencia cardíaca, la calidad de vida y los niveles de norepinefrina en plasma en personas que viven con POTS.

Los participantes del ensayo experimentaron una reducción en la frecuencia cardíaca y una mejor calidad de vida de los pacientes un mes después de haber tomado el medicamento.

“La Ivabradina  está aprobada por la FDA (Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos) para la insuficiencia cardíaca, pero basándonos en su mecanismo, pensamos que podría ser útil para los pacientes con POTS”, informó a través de un comunicado Pam Taub, cardióloga del Instituto Cardiovascular de Salud de UC San Diego.

El estudio involucró a 22 personas que tenían en promedio 32 años de edad y para esto cada uno de ellos había sido evaluado y reclutado en clínicas de cardiología de UCSD Health del 2018 hasta 2020.

“Cuando podemos reducir la frecuencia cardíaca, les brindamos a estos pacientes la capacidad de ponerse de pie, algo que antes no podían hacer sin dificultad debido a su diagnóstico de POTS”, señaló Taub.

El estudio fue el primer ensayo clínico aleatorio que usa Ivabradina para tratar POTS.

  

RELACIONADO

Recientemente se descubrió que el POTS puede generar síntomas de ““long-hauler” de COVID-19, es decir, que el Síndrome de Taquicardia Ortostática Postural podría provocar secuelas en las personas tiempo después de haberse infectado del virus.

“En nuestra práctica, estamos viendo pacientes que previamente han sido infectados con COVID-19 presentan síntomas consistentes con POTS”, reveló Jonathan Hsu, cardiólogo de UC San Diego Health.

El cardiólogo informó que el reciente estudio lleva a la pregunta de si un tratamiento con Ivabradina podría ayudar a los pacientes que experimentan síntomas similares después de una infección por COVID-19.

Los autores del ensayo clínico esperan que se considere el fármaco como una posible opción de tratamiento para aquellos con diagnóstico confirmado de POTS pero actualmente el medicamento no está aprobado por la FDA para este último padecimiento.

  El estudio completo fue publicado en línea el 15 de febrero de 2021 y se puede consultar en https://doi.org/10.1016/j.jacc.2020.12.029 

- Advertisment -

Lo Más Leído