viernes, mayo 7, 2021
57.8 F
San Diego
Inicio Secciones Negocios La magia del Cuarzo, oficio milenario que ha unido a los Aragón...

La magia del Cuarzo, oficio milenario que ha unido a los Aragón y que ahora está presente en Celebrando Latinas Boutique

CHULA VISTA, CA.- “Cuando yo agarré la primera piedrita de cuarzo sentí algo, porque es como una energía y hay piedras que usted las toma en sus manos y se siente bien; desde ahí fue cuando empecé a quererlo más”.

 Don Silvestre Aragón relata en entrevista con El Latino San Diego como no sólo se recuperó de una depresión inicial que le ocasionó su retiro laboral, después de  más de cinco décadas de trabajar, sino que junto a su esposa, la señora Carmen Aragón han compartido el incomparable encanto de este milenario oficio.

Sintió su atracción 

De entrenador de caballos y habiendo recorrido una y otra vez “ese gran circo” de los hipódromos de Agua Caliente, Del Mar, Santa Anita, Golden Gate en San Francisco y hasta el famoso Kentucky Derby a Guardia de Seguridad en la empresa Heritage Service y NASSCO, Don Silvestre no imaginaría que sería atraído por este singular y bello arte.

 Cuando se encontraba más deprimido y confundido sobre qué hacer para recuperar la vitalidad que siempre había tenido y que amenazaba con derrumbarse, “y dije entonces qué hago y esa pregunta de qué hago, me hizo ir a Balboa Park a aprender lo que me había gustado: las piedras de cuarzo”.

 “Una de las primeras experiencias que llevamos fue cuando empezamos a ir (al Balboa Park), ahí nos enseñaron cómo se corta una piedra y después cómo se pasa a cada máquina para poder darle un terminado”, dijo.

El encanto del llamado Lapis Lazuli usted lo puede apreciar en la vitrina de Celebrando Latinas Boutique.

Una vivencia compartida

 Sin embargo, no sólo Don Silvestre ha vivido esta experiencia: “Como él dice: El cuarzo lo llama a uno”, respondió por su parte Doña Carmen Aragón, mientras observaba las finas piezas que exhibe y vende en la vitrina de Celebrando Latinas Boutique.

 ¿Por qué y cómo escogieron el nombre Abuelarte para el negocio?, se le preguntó a Doña Carmen y su respuesta fue inmediata: “No se llamaba así, nada más él (Don Silvestre) era solito, pero luego empecé yo también con los aretes, las pulseras y a vender plantas, hace tres años. Y los nietos dijeron: ya no debe llamarse así, porque mi abuelita ya está también involucrada y empezaron a buscar el nombre y ese fue el que ganó y nos encantó”.

 Doña Carmen y Don Sivestre acudieron la tarde del jueves 25 de marzo a Celebrando Latinas Boutique acompañados por su hija Janet Aragón.

 Hoy a más de una década de haber iniciado esta experiencia, Los abuelos Aragón –quienes elaboran artesanalmente los collares-  conocen las piedras y su historia como la palma de su mano:

 “Me llena de energía”

 “La amatista es una de las piedras que genera más energía; por cierto fue una piedra muy querida por los reyes y las reinas, porque se da sola en la naturaleza y en Egipto, los faraones creían tanto en ellas que se las daban a sus guerreros para que subieran al poder; por eso la cargo, porque me llena de energía”, explicó con emoción y notable conocimiento empírico, Don Silvestre.

 “El cuarzo rosa”, continuó, “ son muy queridos por las mujer, porque además se le atribuye que atrae la paz y el amor (incondicional”.

 Otras variedades de piedras que manejan son Ojo de Tigre, Citrino y Aventurina  (que es una piedra verde parecida a la de Jade), dijo.

 ¡Me encanta ponérmelos”

 Sobre la bella piedra llamada Lapis Lazuli, Doña Carmen, por su parte, destacó que la misma ha sido encontrada en la tumba de los faraones egipcios.

 Asimismo, mostrando al reportero otro vistoso collar, la Emprendedora dijo: “¡Me encanta ponérmelos!, tengo unos nietos que me dicen  Masami, no me dicen abuelita”, en alusión a estos collares de perlas cultivadas y de río.

 ¿Cuál ha sido su mejor experiencia en este proceso?, le preguntamos:

“Cuando hice mi primer Dije”

 Mi mejor experiencia fue cuando empecé a hacer las piedras, que yo no quería, pero después que el me inscribió, me encantó; esa fue mi mejor experiencia cuando hice mi primer Dije. Me gustó mucho. Es una relajación tan bonita que  te olvidas de los problemas, del estrés, de todo lo que traes, ahí se le quita…”, afirmó transportándose a aquel especial momento en su vida.

 Y reflexiona: “Porque son muchas máquinas, desde empezar con la piedra, luego cortarlas, darle figura, pasarla a todas las máquinas para pulirla y darle forma”.

 La mayor comunión

 Pero su momento de mayor comunión y encanto lo define en una anécdota para ella inolvidable: “Un día fuimos a  surtirnos (del material) y para un 10 de Mayo me regaló este collar; el me lo hizo, así que también son experiencias muy bonitas”.

 Por su lado, Don Silvestre termina estableciendo su posición con toda claridad: “No aspiro a hacerme rico sino que las personas tengan acceso a estas piedras y conozcan su valor”.

 Para apreciar los artículos de cuarzo de los abuelos Carmen y Silvestre Aragón, puede visitar el escaparate de Celebrando Latinas Boutique, en 1105 Broadway, Suite 206 en Chula Vista, o llamar al (619) 426-1491, para información.

- Advertisment -

Lo Más Leído