El agua, el mejor aliado de la belleza

¿Cuál es la bebida más saludable, sin calorías y fácil de encontrar? Ni jugos ni batidos verdes. Es el agua. Y es que cuando a alguien le preguntan si toma suficiente agua a lo largo del día, la respuesta no suele coincidir con las recomendaciones oficiales. La sociedad bebe de todo menos agua.

No hay ‘celebrity’ que no incluya entre sus secretos de belleza, el consejo de ‘beber mucha agua’, asumido como un hábito más dentro de su día a día. Aunque esta no es la única forma de mantenerse hidratado, ya que el agua está presente en multitud de alimentos, como el pepino, la sandía, el tomate o la calabaza.

- Advertisement -

Hay estudios que defienden que beber agua también puede ayudar a perder peso. Según una investigación realizada por el National Center for Biotechnology, beber agua antes de cada comida podría influir positivamente en la balanza, ya que al analizar a 50 mujeres con sobrepeso que incluyeron esta rutina en el desayuno, la comida y la cena, descubrieron que no solo les ayudó a beber más agua de la que bebían habitualmente sino también a perder grasa. Las razones se deben, según los encargados del proyecto, a que limita la sensación de hambre, moderando el consumo de alimentos en esas comidas.

Pero alcanzar los dos litros diarios que, según los expertos, son la cantidad recomendada dentro de una dieta saludable, no quiere decir que haya que beberse dos litros de agua. Dentro de esos litros se incluyen los líquidos que se ingieren a través de otros alimentos o bebidas que se tomen a lo largo de la jornada. De lo contrario, exceder los requerimientos diarios podría provocar el efecto contrario, generando problemas de salud causados por el desequilibrio de las sales del cuerpo, llegando incluso a derivar en una insuficiencia cardíaca.

Formas de incluir el agua en la dieta

1. INFUSIONES CALIENTES Y TÉS FRÍOS

El té, en sus versiones frías y calientes, es un gran aliado de la hidratación, ya que ayuda a que tomemos agua sin darnos cuenta, camuflada a través de una gran variedad de sabores. Además de no aportar calorías, tiene gran cantidad de antioxidantes y favorece la concentración.

2. ENSALADAS

Ahora que llega la primavera, empiezan a apetecer más las guarnicio- nes de ensalada, mejorando la hidratación a través de los vegetales. Una opción muy saludable podría ser una ensalada de pepino y tomate, alimentos cuyos sabores no solo se mezclan muy bien sino que también aportan gran cantidad de agua.

3. ZUMOS Y SMOOTHIES

La fruta y la verdura están compuestas en mayor o menor proporción por agua, por lo que prepararse un zumo o un ‘smoothie’ con estos ingredientes es una manera rápida y apetecible de beber más agua.

Por otro lado, si se quieren aprovechar todos los nutrientes, siempre serán más aconsejables los batidos, ya que al al triturar alimentos se evita que pierdan sus propiedades.

4. CALDOS

Y para los días fríos o lluviosos, donde la temperatura aún no acom- paña, empezar la comida con un caldo es una opción fácil, nutritiva y saludable de tomar agua.

5. CALABAZA COMO BASE DE RECETAS DULCES

El sabor suave de la calabaza la convierte en la base ideal de las recetas de ‘puddings’ y bizcochos. Mezclada con huevo, cacao, levadura y edulcorante, y tras ser horneada, puede convertirse en un original, ligero e hidratante ‘brownie’.