Desprotegidos ante deportaciones 300.000 beneficiario de PTS

Un panel de tres magistrados de la Novena Corte de Apelaciones en Pasadena autoizó a la administración del presidente Donald Trump a terminar con el programa de Protección Temporal ante Deportaciones o TPS para unos 300,000 inmigrantes de cuatro países.

La decisión deja sin protección no solo a los inmigrantes principalmente de El Salvador, en su mayoría, sino también de Haití, Nicaragua y Sudán.

- Advertisement -

Junto con los migrantes, el fallo de la corte impacta a por lo menos 200,000 hijos de esos inmigrantes, quienes son ciudadanos estadunidenses.

Según la decisión de la corte, los salvadoreños con PTS tendrían que abandonar el país antes del 5 de noviembre del 2021, lo que les  concedería 14 meses para arreglar sus asuntos pendientes, considerando que es el grupo de migrantes que más tiempo lleva en el país.

Los salvadoreños acogidos a PTS son los más numerosos, cerca de 200,000, y muchos de ellos han vivido en Estado Unido desde antes de que iniciara el programa en 1990.

Por su parte, los nicaragüenses, haitianos y sudaneses tendrían que salir de Estados Unidos antes del próximo 5 de marzo.

Der no salir antes de esas fechas límite, los migrantes quedarían en riesgo de ser deportados, a menos que una apelación deje en suspenso la decisión de la corte de esta semana.

La Unión Americana de Libertades Civiles (Aclu) informó presentará esa apelación.

La Aclu se apoyará en el hecho de que los protegidos con TPS han vivido toda una vida en el país sin dar motivo a deportación para apelar la decisión de esa corte, para que un panel del pleno de la corte de apelaciones revise el caso.

“Debido a que (los migrante con TPS) tienen varios cientos de miles de hijos estadounidenses, muchos en edad escolar, esta decisión llevaría a esas familias a ser destrozadas”, informó la Aclu.

Confirmó que sin el PTS, los migrantes quedan en riesgo de deportación.

La administración Trump respondió que la protección temporal de TPS es precisamente eso, temporal.

En la década de los años noventa, Estados Unidos comenzó a otorgar el TPS a migrantes que ya se encontraban dentro del país y corrían riesgo potencial de muerte si fueran deportados a sus países de origen, así como a migrantes que huyeron de desastres naturales que devastaron sus países, como en el caso del terremoto de Haití.

Ahora la administración Trump supone que las condiciones que obligaron a huir a los llamado ‘tepesianos” han cambiado, y pueden volver a sus países.

La decisión de la corte no afecta a los hondureños acogidos a TPS porque organizaciones legales presentaron una demanda separada para los migrantes de esa nacionalidad.

De acuerdo con el procedimiento en tribunales, luego de que el panel de tres jueces decidió en favor de la administración Trump esta semana, viene una revisión por parte de los 13 magistrados de la misma corte de apelaciones pero en San Francisco.

Después de que ese pleno de la corte decida, el caso pasaría a la Corte Suprema de Justicia. Mientras tanto habría concluido la elección general de este año, y el candidato demócrata y su compañera de fórmula, Kamala Harris, han prometido, de llegar a la presidencia, terminar con todas las medidas de migración de la administración Trump.