Exhortan a proteger empleos de minorías en esta época de crisis con la Proposición 22

Rubén Guerra, de la Asociación de Negocios Latinos de California, coincidió en que conducir se ha convertido en la única alternativa para personas que durante la pandemia han perdido su trabajo

Dirigentes de algunas de las organizaciones sociales más importantes en el país expresaron conjuntamente este jueves su apoyo a la Proposición 22 de California, para defender empleos de minorías étnicas en riesgo por la contingencia sanitaria.

La medida busca beneficiar particularmente hasta a cien mil conductores que trabajan en horarios flexibles, en su mayoría latinos y afroamericanos.

- Advertisement -

La propuesta es necesaria ante una ley estatal exigió que los conductores fueran contratados como empleados, la AB5, que además de poner en riesgo a choferes de servicios de aplicación y a periodistas y fotógrafos independientes,  perjudicó en su versión original a los medios étnicos.

Doug Kessler, de la Fundación Sí Se Puede, explicó que algunos de los beneficios de la Proposición 22 para los empleados de minorías son que garantizaría el salario mínimo más una compensación de 30 centavos de dólar por cada milla recorrida.

Ofrece “beneficios de salud, más beneficios médicos y de discapacidad, garantiza un mínimo de  13 hora de trabajo a la semana y ofrece protección ante el acoso sexual”, entre otras ventajas, destacó Kessler.

El doctor Tecoy Porter, de la Red de Acción Nacional, capítulo Sacramento, dio haber visto “familias en California esforzarse por que les alcance el dinero, particularmente gente de color y persona de bajos ingresos”.

“El coronavirus ha devastado a las comunidades de color, la gente sufre; además de mantenerse sanos durante la pandemia, la gente se preocupa al no saber cómo van a alimentar a sus hijos, cómo pagarán sus deudas de crédito y cómo conservarán servicios públicos de agua y luz”, dijo el también pastor,

Para Porter, el empleo de conductor es esencial para las comunidades latina y afroamericana “porque conducir se ha convertido en fuente de alivio para estas comunidades; es fácil inscribirse, comenzar a conducir y tener ingresos inmediatos, sin las barreras que enfrentan ambas comunidades para conseguir empleo”.

David Cruz, el director local de la Liga Unida de Ciudadanos Latinoamericanos (Lulac) en Sacramento, explicó que su organización es la asociación latina más extensa en el país, y apoya la Proposición 22 porque uno de los objetivos de Lulac es promover el desarrollo económico de los latinos.

La Proposición “se trata de la calidad de vida; los latinos han sido desproporcionalmente impactados en la pandemia, son los trabajadores esenciales de Estados Unidos, y ahora mismo la posibilidad de ganarse la vida como conductores es una excelente opción para sostenerse a sí mismos y a sus familias”, dijo el dirigente.

La 22 ofrece a la comunidad latina “la oportunidad de decidir cuándo dónde y cómo trabajamos”, dijo Cruz al enfatizar que esa flexibilidad es especialmente importante para familias latinas que niños y adolescentes que necesitan atención.

El presidente de la Cámara de Comercio Negra en California, Jay King, explicó que en vísperas del Día del Trabajo, o Labor Day, miles de afroamericanos californianos se encuentran desempleados en un índice de 14.6 por ciento, de acuerdo con la Oficina de Investigaciones Económicas.

En el país la pandemia ha impactado al 40 por ciento de los negocios negros, agregó, “así que los empleos como conducir se han convertido en esenciales para la gente de color que quedó sin empleo”.

King explicó que ahora uno de cada diez conductores es negro, y sin la Proposición 22 muchos perderán su trabajo.

Rubén Guerra, de la Asociación de Negocios Latinos de California, coincidió en que conducir se ha convertido en la única alternativa para personas que durante la pandemia han perdido su trabajo.

Dijo que su servicio como conductores “ya era esencial antes y lo es durante la pandemia, y es crítico que salvemos el trabajo esencial de conducir”.

Algunos de los dirigentes, quienes participaron en una conferencia virtual este jueves, criticaron que decenas de miles de empleos de conductores estén en riesgo por decisiones de políticos que han estado equivocados.

En sus respectivas opiniones, la Proposición 22 restaría los empleos que por esos errores se pueden perder cuando la comunidad más lo necesita.