Récord de votación; los votos por correo en San Diego siguen llegando

Foto: Sergio Estrada.

Más de 430.000 electores habían votado por correo en el condado de San Diego al cierre de esta edición, de acuerdo con datos de la oficina de Registro Electoral.

El titular de esa oficina, Michael Wu, dijo a El Latino que esa cantidad es “400 por ciento el número de electores que votaron en los comicios presidenciales del 2016”.

- Advertisement -

Los motivos por los que el voto por correo en el condado ya es histórico incluyen que por primera vez fueron enviadas boletas a los domicilios de poco más de 1.9 millones de electores registrados, como medida preventiva ante la pandemia.

El otro motivo es la elección presidencial, pues muchos electores consideran estos comicios como quizá los más importantes en décadas.

Los votos por correo van a seguir llegando. De acuerdo con Wu, el 78 por ciento de los electores registrados en el condado son votantes que ejercen ese derecho a través del correo, desde la comodidad de su hogar.

Para el restante 22 por ciento, que planea votar en persona, esta semana abrieron 235 centros  de votación.

El jefe de la oficina de Registro Electoral indicó que esta vez cada centro de votación fue planeado para evitar largas filas de votantes y conservar una distancia saludable debido a la pandemia.

Quien desee votar en persona y desconozca la ubicación del centro que le corresponde, puede solicitar esa información al número telefónico 211 del condado de San Diego.

Esto es lo que se disputa en estas elecciones:

La presidencia del país entre el republicano Donald Trump, que busca la reelección, y el demócrata Joe Biden.

Está en juego un cargo en el congreso que deja libre la saliente congresista Susan Davis en el distrito 53. El puesto  lo buscan dos demócratas progresistas en esta elección, Sara Jacobs y Georgette Gómez.

También para el congreso pero por el distrito 50 hay una reñida contienda entre el experimentado ex congresista Darrell Issa y el novato demócrata pero favorito en encuestas Ammar Campa Najjar, hijo de madre de Jalisco y de padre palestino.

También estarían en juego los cargos de los congresistas Scott Peterson y Juan Vargas, ambos demócratas que buscan la reelección, pero ambos tienen notable ventaja antes sus respectivos contendientes republicanos.

Se supone que el cargo que tiene la senadora Toni Atkins de San Diego, actual presidenta del senado, estaría también en jugo, pero su rival tiene muy escaso respaldo electoral.

Está en juego la alcaldía de San Diego, que se disputan también dos demócratas, Barbara Bry y Todd Gloria.

Hay varios cargos locales en disputa en la elección, desde jueces hasta funcionarios de distritos escolares.

Una elección en particular interesante es la de fiscal de la ciudad de San Diego, en la que la titular, Mara Elliott, se enfrenta a Cory Brigss.

Aparte de las elecciones de candidatos, en esta elección se presentan al electorado cuatro medidas para la ciudad de San Diego: una comisión que revise las prácticas policiales, construcción de vivienda para indigentes, mayor control a centros de desnudos, y un plan de 585 viviendas en Oceanside.