Pandemia perjudicó lazos, también afectó la restricción en garitas

La pandemia perjudicó algunos lazos binacionales principalmente por la restricción en los cruces. Foto José Antonio Avilés

TIJUANA.- “La tecnología ha venido a agilizar los procedimientos y las revisiones de los cruces fronterizos, sin embargo hay mucho por invertir en cuanto a infraestructura bilateral, va a ser difícil hacerlo a corto plazo pero en algún momento se va a salir de la crisis y será primordial”, fue la opinión de Roberta Jacobson, ex embajadora de Estados Unidos en México con más de 30 años de trayectoria como diplomática.

Al realizar un análisis binacional durante un foro virtual, Arturo Sarukhan, ex embajador de México en Estados Unidos y consultor internacional, indicó que actualmente la relación entre Estados Unidos y México está un “poco tensa” por  temas como el muro fronterizo y la agresividad de algunas campañas políticas, es por ello que se deben tomar decisiones encaminadas a mejorar de manera conjunta.

- Advertisement -

Ambos coincidieron en que no se han hecho grandes inversiones para mejorar una relación tan compleja, a pesar de que actualmente hay mucha innovación  a la mano se necesita estar a la vanguardia para agilizar el flujo de personas, eliminando  el concepto de una frontera rígida.

Aseguraron que la pandemia perjudicó algunos proyectos positivos que se estaban haciendo antes, principalmente por la restricción en los cruces ya que hoy en día pareciera que no hay frontera, solo dos países separados.

EJEMPLO A SEGUIR

Durante la administración de Bill Clinton como presidente de los Estados Unidos se incrementó el número de elementos de seguridad en la frontera y se empezó a modernizar el cruce para reducir los tiempos de espera entre Tijuana y San Diego.

“Antes se pensaba que para Tijuana y San Diego era una desventaja estar tan lejos de sus capitales, pero ahora lo que ambas ciudades han logrado estrechando lazos, demuestra cómo la diplomacia se ha descentralizado”, comentó Janet Napolitano, ex secretaria del Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos en el periodo 2009-2013.

En ese sentido, José Antonio Meade, ex secretario de Relaciones Exteriores de México (2012-2015), agregó que a pesar de los problemas de la relación entre ambos países ocasionados por temas como la migración, fue la suma de voluntades de parte de los habitantes de ambos lados de la frontera lo que derivó en que mantuvieran esa relación binacional que poco a poco ha ido rindiendo frutos importantes.

“La suma de gobiernos, la comunidad empresarial y los habitantes en general, todos se fueron dando cuenta del potencial de trabajar con los vecinos del otro país, lo que a su vez los llevó a dialogar y a ir poco a poco generando confianza para crear proyectos impresionantes como el puente CBX, el cual si hubiera sido gestionado desde los gobiernos quizá todavía no existiría”, declaró Meade.

Napolitano y Meade consideraron en que aún falta mucho por avanzar pero que al día de hoy se puede tomar la relación entre Tijuana y San Diego como ejemplo para mejorar toda la franja fronteriza y de esta manera crear alianzas de manera regional.

Las declaraciones de los ex funcionarios binacionales fueron realizadas en foros virtuales llamados: “Gobernanza: El reto a liderar ciudades gemelas” y “Aprendizajes: ¿Qué hemos aprendido en los últimos 25 años?” los cuales fueron organizados en el marco de las actividades de Tijuana Innovadora 2020.