Medida A en la boleta podría dar vivienda a los indigentes en San Diego

Un proyecto de vivienda accesible en la ciudad de San Diego, parecido al tipo de desarrollos que propone la Medida A para dar techo a quienes lo necesitan. Foto del gobierno de la ciudad de San Diego.

La Medida “A” que se decide en la elección del 3 de noviembre podría proporcionar vivienda digna y accesible a miles de indigentes o personas sin hogar que ahora viven en las calles de la ciudad de San Diego.

La iniciativa sugiere invertir $900 millones de dólares para construir en la próxima década por lo menos 7.000 viviendas sencillas en edificios, donde puedan vivir muchas personas que ahora necesitan de un techo.

- Advertisement -

Stephen Russell, de la Federación de la Vivienda de San Diego, comentó que la ciudad necesita de miles de unidades accesibles.

“Con la pandemia vimos lo vulnerables que quedaron algunas comunidades que necesitan urgentemente vivienda en San Diego: ancianos, veteranos, personas con discapacidades”, explicó.

Cuando viven en la calle, todos ellos enfrentan mayores riesgos y les es más difícil atenderse y cuidarse.

“podemos pensar en términos de su salud, pero también de la salud de todos en la ciudad, pues si una comunidad está vulnerable, el resto también lo está”, comentó Russell.

Además, consideró, es un asunto de compasión. Son personas que necesitan dejar de vivir en las calles para mejorar la calidad de su vida.

Para financiar la iniciativa, los dueños de propiedades comenzarían por pagar aproximadamente $1.50 adicional de impuesto sobre la propiedad mensual, esto es unos $12 dólares anuales. Para el final de la década pagarían cerca de $10 mensuales, pero sus propiedades gozarían de mayor plusvalía.

Los fondos que proporcionen los sandieguinos serían igualados por el gobierno estatal y luego el federal. Es decir que no son solo $900 millones sino alrededor de $2,300 millones de dólares.

La Medida “A” la apoya el Partido Demócrata de San Diego y se opone el Partido Republicano de San Diego. Hay varias organizaciones civiles también en favor de la medida.

Los republicanos sostienen que antes de aumentar impuestos a los sandieguinos, debe hacerse un estudio para encontrar fórmulas más baratas de construir las viviendas.

La oposición es en general a pagar más impuestos, no importa si se trata de $1.50 dólares por mes.

El censo de indigentes en San Diego este año indicó que hay 4,887 personas que ahora viven en las calles. La pandemia podría sumar algunas personas más, mientras que la población también puede aumentar en los próximos años.