Republicanos plantaron urnas ilegales en el sur de California

El director regional del Partido Republicano en el condado de Orange junto a un mueble que dice que es una urna electoral. Foto extraída de la cuenta del representante.

El Partido Republicano de California reconoció que algunos de sus comités en condados del centro y sur de del estado plantaron urnas que las autoridades advirtieron que son ilegales.

Este fin de semana fueron encontradas urnas ilegales en Fresno, Los Ángeles y el vecino condado de Orange, mientras que las autoridades buscaban más urnas “no oficiales” de los republicanos.

- Advertisement -

Según el Partido Republicano estatal, una ley del 2016 autoriza a cualquier persona a tomar la boleta de otra y entregarla en lugares seguros de votación.

Ese partido se refiere a la autorización que tienen en la parte posterior los sobres para devolver las boletas por correo, pero cada una necesita la firma de autorización del elector que concede que alguien más haga llegar su boleta, así como la boleta de la persona autorizada que se compromete a entregarla.

El caso de las llamadas urnas no oficiales se dio a conocer luego de que un representante regional republicano en el condado de Orange, publicó en su cuenta de Twitter una foto suya en que aparece con una boleta electoral cerca de un simple mueble con un letrero pequeño que decía “urna oficial”.

En Twitter, el viernes, el director regional del Partido Republicano para el condado de Orange, Jordan Tygh, posó para una fotografía frente a una de las urnas con su boleta.

“Haciendo mi parte y votando temprano”, escribió Tygh en el twitt que más tarde fue eliminado.

“¡Mándame un mensaje de correo electrónico para conocer lugares convenientes donde dejar tu boleta!”, incitó Tygh.

Luego de comprobar que había urnas de ese tipo en varios condados de California, el secretario de Estado, Alex Padilla, giró a las oficinas de registro electoral de los condados un memorándum en que informó que las urnas son ilegales, y que las papeletas depositadas en ellas debían enviarse por correo o llevarse a lugares oficiales de votación.

“En resumen, la ley estatal prohíbe proporcionar urnas no oficiales no oficiales por correo”, de acuerdo con el memorándum.

En el condado de Orange la fiscalía de distrito informó que investiga sobre urnas ilegales en dos sitios.

En Los Ángeles una urna de ese tipo fue retirada de una iglesia, mientras que en Fresno el Partido Republicano local informó que retiraría sus urnas de una armería, de una gasolinera y de las instalaciones del partido.

El Partido Demócrata de California lamentó que la estrategia de los republicanos dificulta ejercer el voto.

Faltan menos de tres semanas para la elección general. Hasta ahora en el condado de San Diego no se ha informado sobre incidentes con relación al proceso electoral.