El aprendizaje a distancia, todo un dolor de cabeza para familias latinas

La pandemia ha generado un nuevo estrés a las familias que ahora enfrentan la necesidad de ayudar a sus hijos a aprender en línea.

Los padres latinos están pidiendo una comunicación más directa con los maestros, tutoría para los alumnos, mejores formas de monitorear el progreso de sus estudiantes y más ayuda técnica.

La pandemia de coronavirus ha tenido efectos especialmente duros para las familias latinas que se han visto afectadas por el desempleo, el estrés, problemas económicos y otros muchos factores. Y a eso hay que agregarle las dificultades de la educación a distancia, según una encuesta nacional realizada por Latino Decisions.

- Advertisement -

El informe, titulado “Voces de padres latinos: lo que necesitan nuestras familias ahora”, dijo que los padres latinos están pidiendo una comunicación más directa con los maestros, tutoría para los alumnos, mejores formas de monitorear el progreso de los estudiantes y más ayuda técnica para las herramientas de aprendizaje en línea.

La encuesta encontró que el 65 por ciento de los padres latinos sienten que “el aprendizaje es más complicado ahora porque es difícil comunicarse con los maestros”.

La necesidad de comunicación es mayor para los padres de habla hispana, con el 90 por ciento diciendo que quieren más comentarios sobre las tareas diarias/semanales para saber si su hijo está cumpliendo con las expectativas. Casi el 75 por ciento pidió mayor instrucción virtual directamente de los profesores de los niños.

El informe Abriendo Puertas describió algunas soluciones para que las escuelas apoyen mejor a los padres latinos, en particular a las familias inmigrantes. En comparación con las familias latinas en general que respondieron a la encuesta, el 86 por ciento de las familias latinas inmigrantes dijeron que necesitan tutoría individualizada para sus hijos, y el 84 por ciento comentó que sus hijos necesitan más tiempo en persona/virtual con sus maestros.

Otras necesidades principales de las familias latinas incluyeron más apoyo técnico (76%) e Internet más confiable (60%).

El informe destaca que las familias latinas son el segundo grupo racial más grande después de los blancos no hispanos, según el Pew Research Center, y constituyen el 28% de los estudiantes en escuelas públicas.

Algunas de las cosas que el informe sugiere como pasos prácticos que los administradores escolares pueden tomar para ayudar de manera efectiva a estas familias es brindarles a los padres algún tipo de orientación para comprender cómo usar las videoconferencias (Zoom, Google Hangout, etc.) y orientación sobre cómo crear horarios de aprendizaje en el hogar o planes de lecciones.

Pedroza señaló que las disparidades raciales reveladas durante esta pandemia, junto con los levantamientos sociales históricos en nombre de Black Lives Matter, están poniendo la equidad y la justicia racial al frente de la conversación nacional. “Este es el momento para que las comunidades latinas, negras, asiáticas y nativas americanas trabajen juntas hacia un sistema educativo más justo para todos los estudiantes”.