Denuncian abusos; organizaciones reportan sufrimientos en el centro de detenciones de Otay

Pedro Ríos del Comité de Servicios de los Amigos Americanos ante el centro de detenciones de Otay Mesa. Foto de Manuel Ocaño

Desde negligencia para proteger a los detenidos de contagiarse de Covid 19 hasta abusos físicos contra quienes traten de protegerse por su cuenta, los migrantes en el centro de detenciones de Otay Mesa enfrentan un incremento en sufrimientos durante la pandemia, advirtieron organizaciones civiles en San Diego.

En un reporte, “Agravar el sufrimiento durante una pandemia: un estudio sobre las fallas de detención de ICE”, las organizaciones presentan una serie de testimonios de detenidos y  prácticas de la Oficina de Inmigración y Control de Aduanas, así recomendaciones para acabar con cientos de contagios que han llevado a por lo menos una muerte en ese centro.

- Advertisement -

Los grupos responsabilizan al ICE y a la corporación de prisiones privadas que administra el centro, CoreCivic por fallar en proteger a los migrantes detenidos en Otay Mesa, pero también cuestionan el papel del Departamento de Seguridad Interior (HSD).

“El HSD flagrantemente no protegió a los que estaban bajo su custodia. Han fracasado en tratar a los migrantes con decencia y respeto, como los seres humanos que son”, denunciaron el Comité de Servicios de los Amigos Americanos, Pueblo Sin Frnteras y Resistencia a las Detenciones.

Pero advirtieron que “ese departamento no es el único culpable; las injusticias que enfrentan los migrantes bajo custodia es un reflejo del racismo sistémico y la supremacía blanca que tienen sus raíces en la creación de este país. Para construir el futuro que queremos, uno que sea reflexivo de los valores abolicionistas, debemos seguir trabajando solidariamente y junto a los afectados directamente”.

El informe detalla que los celadores dan a los migrantes una mascarilla desechable de vez en cuando, para que la usen por periodos que pueden llegar a ser hasta semanas.

Dice que cuando un grupo de detenidas temerosas por posibles contagios intentó hacer sus propias mascarillas con su ropa, los guardias irrumpieron en su sección y las rociaron con gas pimientos como represalia.

En Otay Mesa pereció en mayo el primer migrante bajo custodia del ICE víctima del Civid 19, Carlos Escobar Mejía, un salvadoreño que había vivido en California durante décadas.

Sin embargo, el encierro con contagios continúa y, de acuerdo con las organizaciones, detenidos contagiados son trasladados a Otay Mesa de otros centros y de cárceles del estado de California.

Las organizaciones presentaron en su informe una serie de recomendaciones:

Detener las transferencias a ICE desde cárceles. Liberar a las personas de la custodia de ICE al proporcionar alternativas a la detención, por ejemplo la libertad condicional para que sigan sus procesos sin detención peligrosa, y que salgan incluso aquellos que no pueden pagar fianza.

También detener el arresto de migrantes en comunidades y a lo largo de la frontera durante la pandemia.

Y finalmente abolir el complejo industrial de la prisión de inmigración, incluidas todas las formas de lucro del encarcelamiento de migrantes, una demanda en la que el estado de California ya tiene una ley en vigor para impedir que instalen más centros, terminar contratos actuales y liberarse de centros de detenciones en el año 2028.