Ford Mustang EcoBoost del 2020, su legado perdura

Con los mejores interiores.

Desde varias generaciones, el Mustang ha creado la clase del «pony car» de automóviles estadounidenses, haciéndolo un icono mundial, con una innumerable competencia que le ha salido a través de los años, sin dejar de perdurar su legado.

Introducido temprano el 17 de abril de 1964, y por lo tanto apodado como modelo «1964½» por los aficionados Mustang, el Mustang 1965 fue el lanzamiento más exitoso de la automotriz en su historia.

El Mustang es el auto deportivo más vendido en los Estados Unidos en los últimos 50 años y el auto deportivo más vendido del mundo por tres años consecutivos.

Para el 2020 agrega un nuevo motor EcoBoost de cuatro cilindros, más potencia del motor con paquete EcoBoost Performance y el FordPass Connect, que ahora viene en todos los Mustang.

Todo lo que llega nuevo, es parte de la sexta generación de Mustang introducida en el 2015.

Estilos y opciones

El Ford Mustang del 2020 está disponible en los modelos EcoBoost, EcoBoost Premium, GT (el que probé) y GT Premium para estilos de carrocería coupé (fastback).

Los modelos EcoBoost están equipados con una sorprendente cantidad de hardware dinámico como estándar: un diferencial trasero de deslizamiento limitado, control de arranque (solo con la caja de cambios manual) y un bloqueo de línea electrónico para facilitar el desgaste.

El EcoBoost Premium mantiene el mismo hardware pero agrega llantas de 18 pulgadas, tapicería de cuero, molduras de cabina revisadas, asientos delanteros eléctricos, un sistema de audio de nueve parlantes, control de clima automático de doble zona, Apple CarPlay y Android Auto, y un 8- pulgadas de pantalla táctil con el sistema de info-entretenimiento Sync 3.

Las características opcionales más notables para el Mustang incluyen un grupo de medidores digital, volante con calefacción, un sistema de navegación, diversos paquetes de diseño de interiores y exteriores, asientos deportivos delanteros Recaro, un sistema de sonido de 12 bocinas, monitoreo de punto ciego, control de crucero adaptado y advertencia de colisión frontal con frenado automático de emergencia.

Tren de potencia

El Mustang EcoBoost está propulsado por un motor turbocargado de 2.3 litros y cuatro cilindros que gana 20 libras pies de torque este año para un total de 310 caballos de fuerza y 350 libras pies de torque.

Una transmisión manual de seis velocidades es estándar, y una nueva automática de 10 velocidades es opcional.

Los modelos GT realmente intensifican el juego de rendimiento del Mustang, ya que vienen con un V8 de 5.0 litros con 460 caballos de fuerza y 420 libras pies de torque, que ha sido revisado para 2018 con la implementación de inyección directa y de puerto y una serie de otros cambios.

La caja de cambios manual de seis velocidades del GT también se revisa este año. La transmisión automática de 10 velocidades es opcional.

Estilo interior

Por dentro, la mayoría de los botones y palancas funcionan con facilidad y se sienten bien construidos, aunque los interruptores de palanca de imitación de metal son más endebles de lo que parecen.

El interior del Mustang es un esfuerzo de Ford a un deportivo de primera clase, la mejor cabina en su era moderna, con materiales de buena calidad y divertidos florecimientos de poni sin pasar por encima de lujos extremos.

Las largas puertas del Mustang son incómodas en lugares estrechos, pero los asientos delanteros no son tan bajos como podrías pensar, por lo que no bajas demasiado. Los refuerzos laterales Recaro, pueden requerir contorsiones adicionales para moverse. El acceso al asiento trasero es una ardua tarea.

El Mustang es menos probable que desencadene claustrofobia que ciertos rivales. Sin embargo, la línea de cintura alta aún crea una sensación de búnker. Los asientos delanteros se adaptan a todas las formas y tamaños, a diferencia de los traseros.

A pesar de la alta línea de cintura, la visibilidad del Mustang es superior a la media para el segmento, ayudada por los pilares del parabrisas que no son demasiado amplios y el vidrio trasero expansivo que le da una buena vista hacia atrás. Todavía es bueno tener la cámara de respaldo.

El Mustang es un auto notablemente más práctico que su principal rival, el Camaro. Acceso más fácil al maletero, más volumen de carga y una cabina más amigable.

El almacenamiento interior es adecuado, pero los bolsillos de las puertas no se sostienen demasiado y la bandeja de la consola está en el lado poco profundo. El baúl del Mustang registra unos 13.5 pies cúbicos.

Tecnología

Los autos del músculo no tienen exactamente «alta tecnología», pero el Mustang obtiene disponibilidad de características más nuevas, como la interfaz Sync de Ford con controles de voz de primer nivel, una pantalla táctil de 8 pulgadas e integración con el teléfono inteligente Apple CarPlay o Android Auto.

El panel de instrumentos digital opcional no solo se ve genial, sino que es funcional y es una excelente pantalla de control secundario.

Seguridad

Las características de seguridad estándar incluyen frenos antibloqueo de disco, de tracción y control de estabilidad, una cámara de vista trasera, airbags laterales en los asientos delanteros, airbags laterales de cortina y airbag de rodilla del conductor.

Trae control de crucero adaptado y advertencia de colisión frontal con frenado automático de emergencia, asistencia automática de luz de carretera, monitoreo de punto ciego con alerta de tráfico cruzado, asistencia para mantenimiento de carril, limpiaparabrisas con sensor de lluvia y más.

Las funciones de seguridad avanzadas como el monitor de punto ciego, asistencia de mantenimiento de carril, etc, están bien ajustadas para evitar falsas alarmas.

La advertencia de colisión frontal es muy buena, mientras el control de crucero adaptado se ejecuta con entradas suaves y mantiene las velocidades establecidas en pendientes pronunciadas.

En carretera

El nuevo motor EcoBosst es responsable y notablemente dócil, mientras la transmisión cambia sin perturbaciones, y encuentra el momento justo de bajar para darle una patada al acelerador.

Aunque la suspensión estándar parece menos plantada que la Performance Pack, los límites del automóvil son más o menos los mismos. Es más suave, pero apenas embrutecido.

La suspensión estándar es ciertamente más flexible que la versión reforzada del Performance Pack, aunque la primera amplifica la sensación de rebote de esta última en algunas superficies. Si te atrae este auto por su rendimiento, es probable que encuentres que su comodidad diaria es más que adecuada.

Sin Performance Pack significa que no hay un pedal de freno ultra-sensible, lo cual es un alivio en la conducción diaria, el pedal es firme pero fácil de modular.

No es un auto para andar fuera de la carretera, pero en cualquier ciudad o camino asfaltado, conducir un Mustang es una sensación especial que solo le acercan pocos competidores.

Conclusión

De acuerdo con la tradición, el Mustang siempre ha tenido una formidable competencia en el Chevrolet Camaro y el Dodge Challenger. Pero cada uno con su personalidad.

El Mustang es uno de los deportivos más sofisticados y confortables, mientras que sus capacidades de rendimiento siguen alcanzando nuevas alturas.



Precio: Desde US $ 26,670 hasta US $ 46,705

Consumo: 21 mpg en la ciudad y 32 mpg en carretera (Ecoboost 4 cilindros)

- Advertisement -