Cada vez hay más presión para la reapertura de los parques de diversiones

Disneylandia anunció el despido de 28.000 trabajadores a causa de la pandemia.

El sur de California se ha visto especialmente afectado por el cierre de parques de atracciones

Mientras que negocios chicos y grandes están en espera de los nuevos lineamientos del gobierno del estado para reabrir bajo las normas de seguridad establecidas por el Departamento de Salud Pública del estado, grandes empresas están ejerciendo presión para poder retomar sus actividades lo antes posible.

- Advertisement -

Una de esas empresas es Walt Disney Co., quien culpó a las estrictas normas de reapertura de California por los despidos masivos en su división de parques temáticos.

El primer intento de reapertura del estado llevó a un gran aumento de COVID-19, y Newsom ha prometido actuar con más cautela esta vez. Su plan de reapertura omite por completo los parques temáticos, aunque los funcionarios dijeron que las directrices se publicarán muy pronto.

Mantener los negocios cerrados es un gran golpe para la economía y para grandes sectores de la sociedad que al quedarse sin empleo pierden sus medios de vida, dijo. Pero cualquier reapertura aumentará las interacciones entre las personas, conducirá a más casos de coronavirus y a más muertes, dijeron las autoridades.

Disney anunció que despediría a 28.000 empleados en sus parques, cruceros y tiendas de venta al menudeo debido a la pandemia. Aunque los recortes afectan a los empleados de todo el país, los ejecutivos citaron en su decisión la “falta de voluntad de California para levantar las restricciones que permitirían la reapertura de Disneylandia”.

Disney, uno de los mayores empleadores del estado, se ha visto gravemente afectado por la crisis sanitaria del coronavirus. En abril, la empresa dijo que estaba despidiendo a más de 100.000 trabajadores después de que la pandemia obligara a la empresa a cerrar sus parques temáticos. Disney también redujo los gastos, recortó la paga de los ejecutivos y suspendió los proyectos importantes para ahorrar dinero.

La posición de la corporación es parte de una presión mucho mayor y creciente que las comunidades de California están enfrentando mientras las empresas luchan por sobrevivir tras una caída de ingresos después de meses de cierres.

El presidente ejecutivo de Disney, Bob Iger, quien había estado en contacto directo con Newsom durante todo el brote y era un miembro clave del Grupo de Trabajo para la Recuperación de Empresas y Empleos de Newsom, decidió renunciar esta semana.