El humo de los incendios forestales y el COVID-19

El humo de los incendios forestales puede irritar sus pulmones, causar inflamación, afectar su sistema inmunitario y hacerlo más propenso a infecciones pulmonares, incluso al SARS-CoV-2, el virus que causa el COVID-19. Debido a la pandemia de COVID-19, prepararse para los incendios forestales podría ser un poco diferente este año. Sepa cómo el humo de los incendios forestales puede afectarlos a usted y a sus seres queridos durante la pandemia de COVID-19 y qué pueden hacer para protegerse.

Prepárese para el humo de los incendios forestales 

- Advertisement -

Dese más tiempo de lo normal para prepararse para los eventos de incendios forestales.

La entrega a domicilio es la opción más segura para comprar suministros para desastres; sin embargo, es posible que no sea una opción para todas las personas. Si comprar en persona es su única opción, tome medidas para proteger su salud y la salud de los demás cuando haga diligencias esenciales.

Hable con un proveedor de atención médica. Planifique cómo se protegerá contra el humo de los incendios forestales.

Abastézcase de los medicamentos que tome habitualmente. Guarde un suministro para 7 a 10 días de los medicamentos recetados en un recipiente resistente al agua y a prueba de niños para que se lo lleve si tiene que evacuar.

Como parte de su planificación para una posible evacuación, considere hacer un plan familiar para desastres.

La mejor manera de protegerse contra los efectos potencialmente dañinos del humo de los incendios forestales es reducir la exposición a ese humo, por ejemplo, buscando refugios y espacios con aire más limpio.

Limite el ejercicio al aire libre cuando haya humo en el ambiente exterior o elija actividades de menor intensidad para reducir su exposición al humo.

Tenga en cuenta que mientras sigan en vigor las directrices de distanciamiento social, podría ser más difícil encontrar aire más limpio si las instalaciones públicas como bibliotecas, centros comunitarios y centros comerciales están cerradas o han limitado su capacidad.

Las mascarillas de tela no lo protegerán del humo de los incendios forestales.

Las mascarillas de tela que se usan para desacelerar la propagación del COVID-19 bloqueando las gotitas respiratorias ofrecen poca protección contra el humo de los incendios forestales. Esas mascarillas no atrapan las partículas pequeñas y dañinas que pueden afectar su salud.

Aunque los respiradores N95 sí proveen protección contra el humo de los incendios forestales, puede que haya escasez de estos ya que los trabajadores de atención médica de primera línea los usan durante la pandemia.

Sepa la diferencia entre los síntomas de la exposición al humo y los del COVID-19.

Algunos síntomas, como tos seca, dolor de garganta y dificultad para respirar pueden ser causados tanto por la exposición al humo de los incendios forestales como por el COVID-19.

Aprenda sobre los síntomas del COVID-19.

Síntomas como la fiebre o los escalofríos, los dolores musculares o corporales y la diarrea no se relacionan con la exposición al humo. Si usted tiene cualquiera de estos síntomas, el Autoverificador del Coronavirus de los CDC puede ayudarlo a determinar si necesita más evaluaciones o pruebas del COVID-19.

Si tiene preguntas después de usar el Autoverificador del Coronavirus de los CDC, comuníquese con un proveedor de atención médica.

Si tiene síntomas graves, como dificultad para respirar o dolor en el pecho, llame de inmediato al 911 o al centro de emergencias más cercano.

Con información del CDC visétenos en linea

www.ellatinoonline.com