Hospitales aumentan sus tarifas, estudio indica que es una amenaza para los pacientes en medio de la pandemia del Covid-19

El Covid-19 ha provocado un incremento de precios en los hospitales del país. PIE DE FOTO: El Covid-19 ha provocado un incremento de precios en los hospitales del país.

Dado que la pandemia del Covid-19 continúa explotando en todo el país, un nuevo estudio documenta que los hospitales elevaron los cargos hasta 18 veces más que sus costos, lo que contribuye sustancialmente a la creciente crisis de la atención de la salud para los pacientes y las familias.

En general, los 100 hospitales más caros de EE.UU. cobran entre 1.129 y 1.808 dólares por cada 100 dólares de sus costos. A nivel nacional, los hospitales estadounidenses cobran un promedio de 417 dólares por cada 100 dólares de sus costos, un aumento que se ha duplicado en los últimos 20 años.

- Advertisement -

“No hay excusa para estos precios escandalosos. Estos no son márgenes de beneficio para vistas de condominios de lujo, son para la necesidad más básica de su vida: su salud”, dijo Jean Ross, RN, presidenta de National Nurses United, que se encargo de realizar el estudio. Se basa en los informes de costos de Medicare para 4.203 hospitales en el año fiscal 2018, los datos más recientes disponibles.

“Los cargos impagables son una calamidad para nuestros pacientes, muchos de los cuales evitan -con un gran riesgo para su salud- la atención médica que necesitan debido al alto costo, o se ven agobiados por una deuda devastadora, acosados por los cobradores de cuentas o llevados a la quiebra”, dijo Ross.

Muchos pacientes evitan la atención hospitalaria debido a los altos costos

Las encuestas han encontrado que el 78 por ciento de los adultos han evitado las visitas al hospital y, en 2018, el 44 por ciento dejo de obtener atención médica debido al costo. Alrededor del 30 por ciento dijo que tuvo que elegir entre pagar las facturas médicas o las necesidades básicas como la comida o la vivienda. El año pasado, 137,1 millones de personas en Estados Unidos informaron que tenían problemas de deudas médicas.

Los altos cargos hospitalarios también elevan los costos del tratamiento de Covid-19. Un estudio encontró que los cargos promedio para un paciente de Covid-19 que requiere una estancia hospitalaria pueden variar desde 42.486 dólares con pocas o ninguna complicación hasta 74.310 dólares con complicaciones mayores. Una encuesta del Commonwealth Fund encontró que el 68 por ciento de los encuestados dijo que “los posibles gastos de bolsillo serían muy importantes en su decisión de buscar atención médica si tuvieran síntomas del coronavirus”.

Otra pregunta abierta es el destino de la Ley de Atención Asequible. Si la ACA es desechada por la Corte Suprema, los 23 millones de personas en los Estados Unidos que compran seguros a través de los intercambios de la ACA o están cubiertos por la expansión de Medicaid perderían la cobertura. Además, hasta 133 millones de personas menores de 65 años que tienen condiciones preexistentes, más los 11 millones de personas, y contando, infectadas por el Covid-19, estarían una vez más sujetas a la denegación de cobertura del seguro, y a mayores gastos de bolsillo.

Otros aspectos destacados del estudio incluyen:

* Las tarifas hospitalarias desempeñan un papel importante en el aumento de los costos de la atención de la salud, ya que los gastos de salud se acercan a una quinta parte del producto interno bruto (PIB). Los Estados Unidos superan con creces al resto del mundo en cuanto a costos per cápita, aunque van a la zaga de muchos otros países ricos en diversos aspectos de la salud.

* Los cargos más altos generan grandes beneficios. Empujadas al alza por el aumento de los cargos, las ganancias de los hospitales se han disparado en un 411% desde 1999 hasta un récord de 88.000 millones de dólares en 2017.

* El aumento de los cargos coincide con las crecientes fusiones y adquisiciones de hospitales por parte de grandes sistemas. El resultado es una mayor consolidación del mercado, que conduce a mayores beneficios y a un aumento de los cargos, y no a ahorros para los pacientes como suelen afirmar los sistemas hospitalarios.

* De los 100 hospitales con los cargos más altos por encima de sus costos, las corporaciones con fines de lucro son propietarias o explotan 95 de ellos, encabezadas por HCA Healthcare, el sistema hospitalario más grande de los Estados Unidos, que por sí mismo es propietario o explota 53 de los 100 principales.

¿Cómo se transfieren los altos cargos hospitalarios a los pacientes

Los hospitales sostienen a veces que el precio maestro de los cargos, esencialmente un precio de lista para negociar los reembolsos de las aseguradoras, no refleja cuánto pagan realmente las aseguradoras, ya que las negociaciones entre las aseguradoras y los hospitales son confidenciales, señala el informe.

Sin embargo, un estudio realizado en 2017 encontró que por cada aumento adicional del precio de lista en dólares, las aseguradoras pagaban 15 centavos adicionales a los hospitales. Los ejecutivos de los hospitales han reconocido que el objetivo del maestro de cargos es la rentabilidad. Y cuando las aseguradoras pagan más, su costo se transfiere típicamente a los empleadores, sus empleados o pacientes individuales en primas, deducibles y copagos más altos.

Los pacientes no asegurados tienen el menor poder de negociación cuando se les aplica el cargo completo, una de las principales razones por las que las facturas médicas han provocado un gran salto en las demandas por deudas médicas. Una vez que los hospitales ganan una sentencia judicial favorable, a menudo presentan embargos contra las casas de los pacientes, o embargos de sus cuentas bancarias o salarios. Cada vez más, los hospitales venden la deuda a los cobradores de facturas para acosar a los pacientes, otra razón más por la que los medicos una de las principales razones por las que las facturas médicas han provocado un gran salto en las demandas por deudas médicas. Una vez que los hospitales ganan una sentencia judicial favorable, a menudo presentan embargos contra las casas de los pacientes, o embargos de sus cuentas bancarias o salarios. Cada vez más, los hospitales venden la deuda a los cobradores de facturas para acosar a los pacientes, otra razón más por la que la deuda médica es una de las principales causas de bancarrota personal.

Como en tantas otras áreas de la sociedad, hay una disparidad racial en el impacto de los altos cargos.  En 2019, los latinos y los indígenas tenían tres veces más probabilidades, y los negros casi el doble, de no tener seguro que los blancos. De manera similar, el 19 por ciento de las comunidades de color, comparado con el 15 por ciento de los blancos, tenían deudas médicas en los cobros.

Las asociaciones de los hospitales con otros sectores de la industria de la atención de la salud, como las empresas de dotación de personal médico, suelen dar lugar a facturas médicas sorpresivas “fuera de la red” y a cargos suplementarios como los honorarios por “traumas” o “instalaciones”, que intensifican la crisis para los pacientes. Los estudios muestran que hasta cuatro de cada diez viajes a la sala de urgencias dan lugar a facturas médicas sorpresivas, en algunos casos con los hospitales compartiendo los mayores beneficios. De manera similar, los hospitales han aumentado la práctica de grandes aumentos en los honorarios rutinarios y suplementarios, un salto del 87% en seis años en los honorarios de traumatología.

Aunque algunos hospitales afirman que reducirán esos cargos para estos pacientes, o mitigarán la carga a través de la atención de beneficencia, los hospitales han reducido constantemente los montos de asistencia financiera y atención de beneficencia que ofrecen a los pacientes en todo el país.

Cómo frenar los altos cargos hospitalarios

Medicare es el sistema más efectivo para limitar la especulación de precios a través de su poder de compra a granel para establecer el precio que pagará. “La solución más viable para frenar el crecimiento de los gastos hospitalarios y la continua inflación de los precios de los hospitales, es reunir a todos los compradores de servicios de salud, bajo un plan público de un solo pagador a nivel nacional”, señala el informe.

“Las enfermeras saben que la mejor manera de frenar estos cargos escandalosos que crean un daño tan grave para nuestros pacientes es con Medicare para todos, como otros países han demostrado”, dijo Ross.

“Medicare para todos no sólo garantizará la cobertura de atención médica para todas las personas en los Estados Unidos, sino que también pondrá fin a las bancarrotas médicas, a los juicios por deudas médicas y a la inseguridad sanitaria que enfrentan millones de personas que toman decisiones dolorosas todos los días sobre si buscar la atención que necesitan desesperadamente”, dijo Ross.