Scripps reabre 3 clínicas, las habían cerrado por la pandemia provocada por el coronavirus

CNS.- Scripps Health reabrió el martes pasado tres clínicas ambulatorias en la región de San Diego, al mismo tiempo que el sistema de salud continúa restaurando los servicios que fueron cerrados en respuesta a la pandemia del coronavirus.

La compañía de salud reabrió el Centro Médico Costero de Scripps Escondido, el Centro Médico Costero de Scripps Solana Beach y la Clínica Scripps Santee para la misma gama de servicios médicos que estaban disponibles en esos sitios antes de su cierre, con excepción del departamento de radiología.

- Advertisement -

Durante el tiempo que permanecieron cerrados los pacientes fueron redirigidos a otros sitios de Scripps que si estuvieron abiertos.

Scripps también ha comenzado a reanudar las cirugías de carácter crítico en sus cinco campus hospitalarios y centros de cirugía ambulatoria en el condado de San Diego.

“Queremos que todos sepan que la seguridad de nuestros pacientes y cuidadores es nuestra mayor prioridad”, dijo el Dr. Ghazala Sharieff, director médico de Scripps. “Estamos introduciendo de manera muy cuidadosa y cautelosa los servicios para asegurarnos de que tenemos lo que necesitamos para proteger a nuestros pacientes y personal, desde el equipo de protección personal hasta los suministros para desinfectar y garantizar la seguridad de todos en nuestras instalaciones”.

“Las clínicas y hospitales de Scripps son lugares seguros para recibir atención médica para todo, desde visitas de salud preventivas en nuestras clínicas ambulatorias hasta atención cardiaca y tratamientos contra el cáncer en nuestras clínicas especializadas, y asuntos médicos inmediatos en nuestras instalaciones de atención urgente y salas de emergencia”, dijo Sharieff.

Los hospitales y clínicas de Scripps están tomando medidas para mantener seguros a los pacientes y a sus cuidadores, según Sharieff, incluyendo la exigencia de que todo el personal y los pacientes usen máscaras; la revisión de todos los pacientes y visitantes antes de que entren a las instalaciones de Scripps; el aislamiento de los pacientes con coronavirus de otros pacientes; el uso de estrictos protocolos de limpieza; y no permitir visitas, excepto en circunstancias especiales. Aquellos a los que se les permite entrar deben llevar una cubierta para la cara.

Los pacientes y visitantes a todas las instalaciones de Scripps deben llevar sus propios protectores faciales para ayudar a protegerse a sí mismos y a los demás.