El Síndrome de Fatiga Crónica

En algunas ocasiones se utilizan antidepresivos para combatir este síndrome.

Si hay algo complicado de explicar en la medicina es el concepto de “Síndrome de Fatiga Crónica” (SFC) porque en muchas ocasiones la gente trata de darle tanta explicación y a veces se hace tan etéreo que llevarlo a una explicación concreta es difícil. Sin embargo, en muchas ocasiones las explicaciones sencillas son más que didácticas para que el público lector nos entienda y esa es la función primordial de quienes difundimos temas de salud para promover la medicina preventiva en el público de habla hispana que vive en los Estados Unidos.

En tal sentido podemos decir en palabras sencillas que éste síndrome se caracteriza porque los pacientes manifiestan que presentan una fatiga cuyo origen no pueden explicar y que la misma se ha prolongado en el tiempo generalmente por más de 6 meses, lo cual también le puede ocasionar preocupación y ansiedad al no poder conseguir respuesta a lo que siente y por ello acude al médico para exponerle la situación.

- Advertisement -

Ahora, desde el punto de vista académico para poder catalogar a alguien con (SFC) podemos seguir los “Criterios de Fukuda” los cuales establecen un criterio mayor y varios criterios menores que son los siguientes:

Criterio Mayor:

Aparición de una fatiga persistente que no tiene relación con esfuerzos previos, que no mejora con el descanso y que genera la reducción de múltiples actividades cotidianas de la persona tales como son el estudio, el trabajo, las relaciones interpersonales y las actividades sociales.

Criterios Menores:

1-Afectación de la memoria reciente o de la concentración.

2 -Malestar de gargantas e inflamación de los ganglios a nivel cervical y axilas.

3-Aparición de dolores musculares inespecíficos.

4-Aparición de dolor en las articulaciones sin explicación alguna.

5-Las personas refieren que no están durmiendo bien.

6-Dolor de cabeza de origen inespecífico.

7-Los pacientes refieren que tras hacer ejercicios manifiestan cansancio por más de 24 horas después de haberlos realizado.

En cuanto al diagnóstico debemos decir que según lo comentado por la Clínica Mayo no hay un método de diagnóstico específico desde el punto de vista de exámenes de laboratorio para poderlo establecer y el mismo se basa fundamentalmente en la clínica. Sin embargo, hay que decir también que a nivel mundial se están realizando estudios para ampliar el campo del diagnóstico como por ejemplo la gente de la “Unidad Hospitalaria Especializada de Fatiga Crónica del Camp de Tarragona del Hospital Universitario Joan XXIII” en España.  Quienes han venido haciendo un trabajo muy importante al respecto.

Tratamiento:

Con respecto al tratamiento. Lamentablemente todavía no hay un tratamiento específico y actualmente el mismo está enfocado hacia la sintomatología y básicamente apuntan hacia el uso de los antidepresivos, mejoramiento del sueño y la mejora del dolor. Actualmente se hacen estudios en el campo de la inmunología y la genética donde quizás estén las respuestas definitivas para el diagnóstico y tratamiento definitivo a éste problema que afecta entre un 5% y un 20% de la población.