Reabren economía, en la segunda fase California permitirá que abran algunos negocios

Crédito: Tim Mossholder

El estado de California comenzará a reabrir actividades económicas despacio y entre medidas de seguridad a partir de este viernes, 8 de mayo, informó el gobernador Gavin Newsom.

“Entramos esta semana en una siguiente fase; es una señal muy positiva y es posible solo por una razón: los datos dicen que es posible ahora”, dijo el gobernador en rueda de prensa transmitida en vivo.

Los negocios que fueron cerrados para prevenir contagios del coronavirus y que van a reabrir primero son distribuidores minoristas.

El gobernador mencionó entre otros, librerías, tiendas de ropa, juguetes y tiendas de artículos deportivos, así como de instrumentos y artículos de música, florerías y otros arreglos.

A diferencia de otros estados que abrieron grandes centros y plazas comerciales, California dejará lugares como esos para más tarde.

El gobernador dijo que “en esta fase de reapertura, California no incluirá centros comerciales, oficinas o servicio de mesa en restaurantes”. Los lugares con alimentos mantendrán la medida de vender solo para entrega a domicilio o para llevar.

Los negocios que abran este viernes tendrán que cumplir con restricciones como distanciamiento físico y entrega de pedidos en la acera, fuera de las tiendas en sí.

Las reglas detalladas sobre la reapertura de la Fase 2 se publicarían un día antes de la reapertura, el jueves 7 de mayo, explicó el gobernador.

Newson dijo que la reapertura se puede permitir porque habrá más pruebas de Covid 19 disponibles, entre otras medidas.

El gobernador mencionó cierto margen de seguridad por “criterios que incluyen pruebas de coronavirus, la capacidad de rastreo, la capacidad de distanciamiento físico y saneamiento, y la capacidad de proteger a los residentes más vulnerables, como son las comunidades de adultos mayores, indigentes y encarcelados”.

Aunque el desempleo es muy alto en California, el gobernador se comprometió a reiniciar actividades económicas únicamente cuando las cifras de contagios y muertes comenzaran a bajar para ser manejables, y solamente bajo recomendación médica.

Esta semana se informó que el Centro para el Control de las Enfermedades anticipa que de las actuales 1,500 muertes diarias en promedio en Estados Unidos, para fines de junio la cifra aumentará a tres mil muertes diarias, por el reinicio de actividades laborales antes de que se logre superar la pandemia a nivel aceptable.

En el condado de San Diego se perdieron 430 mil trabajos por la pandemia, la mayoría relacionado con la industria del turismo, que tomará más tiempo recuperar, hasta que se garantice que no habrá contagios.