Cómo hacer una diferencia durante la pandemia

La pandemia obliga a todos a ser mas conscientes de nuestro cuidado y de nuestros semejantes.

La pandemia del COVID-19 ha causado dificultades en nuestras vidas cotidianas. Mientras hacemos nuestra parte para ayudar a retrasar la propagación de la enfermedad del coronavirus y observamos a los que están ayudando a nuestro alrededor, nos preguntamos si, nosotros también, podemos hacer más. 

A continuación hay algunas maneras en las que usted y su familia pueden ayudar.

- Advertisement -

Protéjase a sí mismo y a su familia del coronavirus

Ya que el COVID-19 no se ha visto antes en los humanos, no existen actualmente vacunas para prevenirlo o medicamentos para tratar el COVID-19 que hayan sido aprobados por la Administración de Alimentos y Medicamentos de los EE.UU. La mejor manera de prevenir la enfermedad es evitando ser expuesto (o exponer a otros) a este virus.

¿Cómo? Quédese en casa lo más posible. Evite el contacto cercano (unos 6 pies / 1.83 metros) con personas, incluso si no parecen estar enfermos. Algunas personas que no tienen síntomas pueden transmitir el coronavirus.

Aprenda cómo protegerse a sí mismo y a otros del coronavirus.

Done sangre

Otra manera de hacer una diferencia es donando sangre, si usted puede. El suministro de sangre en los EE.UU. está enfrentando retos y escaseces sin precedentes. Los centros de donación han experimentado una reducción dramática en donaciones debido al distanciamiento social y a las campañas para donar sangre que han sido canceladas.

Mantener un suministro de sangre adecuado es vital para la salud pública. Los donadores de sangre ayudan a pacientes de todas edades y tipos, por ejemplo a víctimas de accidentes o quemaduras, pacientes de cirugías de corazón o de trasplantes de órganos, y a aquellos que padecen cáncer y otras condiciones que amenazan sus vidas. La Cruz Roja Americana estima que cada dos segundos, alguien en los EE.UU. necesita sangre.

Si está saludable y se siente bien, contacte a un centro de donación para hacer una cita. Los centros de donación están tomando medidas para asegurar que la donación sea segura.

Centros de Sangre de Estados Unidos: www.americasblood.org

Cruz Roja Americana:www.redcrossblood.org

Si se ha recuperado completamente del COVID-19, done plasma

Se alienta a las personas que se han recuperado completamente del COVID-19 a que consideren donar plasma, lo que posiblemente puede ayudar a salvar las vidas de otros pacientes con el COVID19. Los pacientes que tuvieron el COVID-19 desarrollan anticuerpos (proteínas que pueden ayudar a combatir la infección) en la sangre. 

El plasma de los pacientes convalecientes solo puede obtenerse si la persona es elegible para donar sangre. El plasma puede obtenerse de personas con un diagnóstico previo de COVID-19, documentado por una prueba de laboratorio, y que cumplen con otros requisitos. Por ejemplo, deben haberse recuperado completamente del COVID-19, sin ningún síntoma por al menos 28 días antes de donar el plasma, o sin tener síntomas por al menos 14 días antes de la donación y resultados negativos para el COVID-19, ya sea de una o dos muestras de hisopado nasal o de una prueba de sangre de diagnóstico especifico.   

Todavía se necesitan hacer más investigaciones para determinar si el plasma convaleciente es seguro y efectivo como tratamiento para el COVID-19, y si podría acortar la duración de la enfermedad, reducir la morbilidad o prevenir la muerte asociada con el COVID-19.

La FDA ha lanzado una página web para guiar a los pacientes recuperados del COVID-19 a los centros locales de recolección de sangre o plasma para discutir su elegibilidad y potencialmente programar una cita para donar.

Reporte las pruebas, vacunas y tratamientos de COVID-19  fraudulentos

Algunas personas y empresas están comercializando productos con afirmaciones fraudulentas de diagnosticar, prevenir y tratar el COVID-19. Los productos fraudulentos del COVID-19 vienen en muchas formas, incluyendo suplementos dietéticos y otros alimentos, y como productos que afirman ser pruebas, medicamentos, otros dispositivos médicos o vacunas. Recuerde que no existen actualmente vacunas para prevenir o medicamentos para tratar el COVID-19 que hayan sido aprobados por la Administración de Alimentos y Medicamentos de los EE.UU.

La venta de productos del COVID-19 es una amenaza a la salud pública. Los consumidores y los profesionales de atención médica pueden ayudar al reportar una sospecha de fraude al Programa de fraude a la salud o a la Oficina de Investigaciones Criminales de la FDA. También puede enviar un correo electrónico a FDA-COVID-19-Fraudulent-Products@fda.hhs.gov.

Ayuda a reducir la compra de alimentos por pánico

Cuando un negocio abre a nivel nacional, los supermercados se inundan y la demanda de comestibles es astronómica. A pesar de este aumento en demanda sin precedentes, no hay necesidad de comprar más alimentos que los que su familia puede comer en una o dos semanas.

No hay una escasez de alimentos a nivel nacional, aunque el inventario de ciertos alimentos en su supermercado local puede estar temporalmente bajo mientras que las tiendas reabastecen sus estantes, en parte porque los clientes han cambiado su forma de pensar en cuanto a la compra de alimentos durante la pandemia. La FDA y los socios federales han aumentado sus esfuerzos para asegurarles a los estadounidenses que pueden continuar comprando alimentos con seguridad y sin pánico.

El suministro de alimentos en los EE.UU. es seguro para las personas y los animales. No hay evidencia de que el coronavirus es trasmitido a través de alimentos, contenedores de alimentos o envases de alimentos. Como de costumbre, es importante seguir los 4 pasos clave para la seguridad de los alimentos: lave, separe, cocine, y enfríe.   

Para obtener más información sobre el coronavirus visite:

FDA: La enfermedad del coronavirus 2019 (COVID-19) (en inglés)

CDC: El coronavirus (COVID-19)