Confirma Senado voto unánime al Paquete de Estímulo Económico; mañana viernes se votará en la Cámara de Representantes

Vista exterior del edificio dl Capitolio en Washington, D.C. Foto-Cortesía.

WASHINGTON, D.C.- Como se preveía, el Senado de Estados Unidos aprobó, en forma unánime (por 96 votos a 0), el proyecto de paquete de estímulo económico que autoriza el ejercicio de $2.2 billones de dólares , buscando mantener a flote la economía en medio de la crisis de salud pública provocada por el coronavirus (COVID-19).

La aprobación del estímulo fiscal llamado oficialmente “Ley de Ayuda, Alivio y Seguridad Económica de Coronavirus (ley CARES, por sus siglas en inglés), triplicar a los $700 mil millones que se autorizaron durante la crisis financiera de 2008.

- Advertisement -

Como se informó, el paquete de estímulo a la economía incluye el gasto de $250 millones de dólares que se reservarán para pagos directos a individuos y familias de $1,200 dólares para quienes tienen ingresos menores a $75 mil dólares al año más $500 dólares por cada menor de 17 años de edad.

Igualmente contempla $350 millones para préstamos para pequeñas empresas, como una forma de que puedan hacer frente al impacto financiero que resiente como consecuencia de la pandemia.

Por lo que hace a los miles de desempleados a raíz del coronavirus, se ejercerán $250 millones para apoyar beneficios del seguro de desempleo, proporcionando 13 semanas adicionales “y un mejora de los beneficios de cuatro meses, extendiendo el servicio de desempleo por primera vez a trabajadores independientes y trabajadores por encargo y agregando $600 dólares, además del pago habitual”.

El paquete también pondrá a disposición de los gobiernos locales y estatales, $150 millones y otros $130 millones para apoyar al sistema de salud, que en varios estados del país, comienzan a resentir saturación de sus hospitales, ante la creciente demanda de servicios generado por esta crisis de salud pública.

Y uno de los puntos que causó mayores diferencias entre Demócratas y Republicanos, fue respecto al fondo de $500,000 millones de dólares en préstamos para empresas del ramo turístico como líneas aéreas, hoteles y cruceros, entre otras, debido a que los líderes de la Casa Blanca junto a los republicanos planteaban que este dinero fuera administrado fuera directamente administrado por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos.

Para destrabar estas diferencias entre los legisladores de los dos partidos, el fondo será supervisado por un Inspector Independiente, y supone condicionantes concretas como el hecho de que estos fondos no podrán ser usados por los legisladores (miembros del congreso), el Presidente, su familia y sus empresas y los funcionarios de la Casa Blanca, quienes ya tienen altos sueldos.

El proyecto, sin embargo, pasa ahora a la Cámara de Representantes donde se votaría mañana viernes 27, y en caso de ser aprobado, al escritorio del presidente Donald Trump, quien ofrecido firmarlo de inmediato.