“Otro mundo”; a escasas semanas en que brotó en la región el coronavirus, estamos ante un nuevo escenario

Estos escasos visitantes de la playa de Imperial Beach no sólo no hicieron caso de la recomendación oficial de permanecer en casa, sino de la prohibición de bañarse en temporada de lluvias. Foto: Horacio Rentería/El Latino San Diego.

SUR DE LA BAHIA.- Durante un recorrido efectuado por el reportero a playas y sitios de Chula Vista e Imperial Beach se pudo observar que en sólo las dos primeras semanas, en que se anunció el impacto de la presencia brote de coronavirus (COVID-19) en el país, y en particular en California y el condado de San Diego, parece que “estamos ante un nuevo escenario; en otro mundo”.

Y es que las playas que antes se encontraban llenos de gente que iban a reposar sobre la arena lucen solitarias o darse un baño de agua de mar, la tarde del domingo 23 de marzo se observaban semi vacías, con la mayoría de los sitios cerrados.

- Advertisement -

No es diferente en el caso de los centros comerciales, donde aunque muchos locales se encontraban abiertos, el retiro de los compradores se ha hecho evidente desde que el gobernador Gavin Newson emitió la orden de que las familias y personas se mantengan en cuarentena (domiciliaria).

El cierre de sitios comerciales –que ahora son icónicos o emblemáticos para los consumidores latinos como la Puerta o Plaza de las Américas (Americas Gateway) de San Ysidro, naturalmente que tienen un impacto no sólo sobre los consumidores, sino sobre los empleados de estas tiendas que han sido cerradas temporalmente en su totalidad.

Es que la prohibición o restricción impuesta por parte de las autoridades migratorias estadounidenses a personas portadores de visa de turistas, buscando evitar que el brote de la pandemia se esparza, tiene una repercusión inmediata en estos negocios de la frontera.

Asimismo, el efecto que esta enfermedad ha ocasionado en la economía se observó claramente en una casa de cambio de San Ysidro –más próximas a la línea divisoria- que cotizaba el peso frente al dólar en una banda de 24 pesos por dólar a la venta y 20, a la compra.


Las mascarillas o ‘cubre-bocas’ es otro de los elementos novedosos en la actual crisis de salud pública que se vive en California, aunque no todos las usan como se advierte en la gráfica. Foto: Horacio Rentería/El Latino San Diego.
El coronavirus y su impacto también ha generado especulación en el tipo de cambio. Foto: Horacio Rentería/El Latino San Diego.

 

 

 

 

 

 

 

 

o.