Trucos caseros para disminuir las ojeras y bolsas en los ojos

El contorno de los ojos es un tema estético que la mayoría de las veces atormenta a las mujeres cuando se tornan de un tono más oscuro o incluso llega a aparecer una bolsa bajo sus ojos, la aparición de este fenómeno se da por diferentes causas y entre ellas está el consumo de alcohol, tabaco, sal, falta de descanso o incluso por genética .

Aunque eliminar por completo las ojeras y las bolsas no es trabajo fácil afortunadamente hoy en día contamos con diferentes productos químicos que nos ayudan a ocultarlas pero para no maltratar tanto la piel podemos usar unos trucos caseros como los que leerás a continuación y estos te ayudarán a disminuir su aparición. 

- Advertisement -

Aceite de almendras: Aplica unas pocas gotas y masajea suavemente con movimientos circulares, se recomienda hacerlo en la noche antes acostarse para dejar que haga efecto mientras descansas, esto te ayudará a mejorar la apariencia de las ojeras gracias a su vitamina E y adicional es un aceite que hidrata puesto que se absorbe rápidamente y no obstruye los poros.

Manzanilla: Prepara una infusión de manzanilla bien concentrada y cuando esté fría moja dos copos de algodón y colócalos en los ojos por lo menos durante quince minutos, esto te ayudará a desinflamar las bolsas ya que es una planta antiinflamatoria y calmante.

Pepino: Pon un pepino cohombro en el congelador por un par de horas pero sin dejar que se congele, después lávalo y corta un par de rodajas y ponlas sobre los ojos y déjalas actuar por lo menos por quince minutos  y ve cambiando las rodajas a medida que se van calentando, esto te ayudará a reducirlas ya que tiene propiedades hidratantes y antiinflamatorias.

Manzana: Realiza un puré con una manzana y pon un poco sobre cada ojo, si puedes coloca una venda para evitar que el puré se caiga, deja actuar por veinte minutos antes de ir a la cama, este te ayudará a disminuir las bolsas.

Hielo: El frío es un gran aliado para desinflamar, así que puedes poner un poco de hielo sobre los parpados, sin embargo ten en cuenta que funciona si es una inflamación a consecuencia del cansancio o retención de líquidos más no por genética.

Si no quieres poner el hielo directamente puedes poner dos cucharas en el congelador por unos minutos y al sacarlas las pones inmediatamente en los ojos.

Papa: Corta una papa en rodajas y pon una sobre cada ojo o si prefieres puedes rallar la papa y extraer el jugo y aplicarlo en los ojos con un algodón, deja actuar por quince minutos y enjuaga con abundante agua.