A toda su capacidad; autoridades médicas dicen que el COVID-19 saturó las UCI fronterizas, la mayoría de los pacientes son ciudadanos americanos o residentes legales que viven o han viajado recientemente a México

Paloma Garza-Johnson es una enfermera registrada en el Hospital Scripps Mercy de Chula Vista. (HEIDI DE MARCO/KHN)

Aunque la mayoría de los hospitales de California han evitado una oleada incapacitante de pacientes con coronavirus, algunas instalaciones cerca de la frontera con México se han desbordado. Estos incluyen el Centro Médico Regional en El Centro en el Condado de Imperial y el Hospital Scripps Mercy de Chula Vista en el Condado de San Diego, que vinculan el aumento de pacientes de COVID-19 con el estilo de vida transfronterizo de sus comunidades.

Algunos ciudadanos estadounidenses y residentes legales que viven en México están cruzando la frontera de Tijuana y Mexicali hacia los EE.UU. para recibir tratamiento. El Dr. Juan Tovar, médico de urgencias y director de operaciones del Hospital Scripps Mercy de Chula Vista, dijo que el 48% de los pacientes positivos de COVID que visitaron la sala de urgencias entre el 24 y el 30 de mayo dijeron que habían viajado recientemente a México. Esa cifra se elevó al 60% entre el 31 de mayo y el 2 de junio. El hospital está a unas 10 millas del puerto de entrada de San Ysidro, el cruce fronterizo terrestre más transitado del hemisferio occidental.

- Advertisement -

Sólo alrededor del 5% de los pacientes de COVID-19 informaron que habían estado recientemente en México en las otras tres salas de emergencia de Scripps más al norte, dijo.

“Ahora estamos transfiriendo a los pacientes de COVID-19 fuera de Chula Vista a otros hospitales de Scripps más al norte de forma bastante regular – 21 durante la última semana – para ayudar a descomprimir nuestro hospital aquí”, dijo Tovar.

A unas dos horas hacia el este, el Centro Médico Regional El Centro estaba tan abrumado por los pacientes de COVID-19 que tuvo que desviar algunos a centros de salud en San Diego, National City y otros lugares. Ha habido más de 2.025 casos confirmados en el condado de Imperial, que tiene la tasa de hospitalización de COVID-19 más alta del estado, dijo Andrea Bowers, coordinadora de proyectos especiales del departamento de salud del condado.

“Sabemos que nuestra comunidad tiene familia en ambos lados de la frontera, así que relacionamos el aumento con el fin de semana del Día de las Madres”, dijo Suzanne Martínez, subdirectora de enfermería del centro médico. “Eso significa más riesgo a medida que la gente viaja de ida y vuelta por la frontera”.

• Heidi de Marco de KHN visitó las unidades de cuidados intensivos de ambos hospitales y documentó los esfuerzos para mantener vivos a los pacientes.