Siguen las protestas, tras la muerte de George Floyd surgen disturbios también en San Diego

Hay manifestaciones programadas para continuar en los siguientes días en el condado de San Diego.

Los actos de protesta más impactantes en el condado de San Diego tuvieron lugar en La Mesa el fin de semana pero todavía están lejos de terminar en forma pacífica en diversos sitios pese a toques de queda en algunas ciudades.

Manifestantes indignados por la muerte de George Floyd en Minneapolis y las respuestas de autoridades, arremetieron contra varios negocios en La Mesa.

- Advertisement -

Los daños más llamativos fueron incendios a sucursales de Chase y Union Bank, pero la destrucción incluyó numerosos negocios tanto de departamentos como pequeñas empresas.

Luego de esas acciones las ciudades de La Mesa, El Cajón, Santee, Poway y National City decretaron toques de queda.

Sin embargo la mayoría de las manifestaciones, y las más numerosas, han sido pacíficas.

“Pedimos a quienes planean protestar que lo hagan pacíficamente”, dijo el alguacil Bill Gore, “hay una diferencia entre protestar y disturbios. Hay personas en estos mítines que explotan la situación para desacreditar a los reunidos pacíficamente saqueando negocios e incendiando edificios”.

Dijo que el sábado,  “varios de mis asistentes fueron golpeados con piedras, docenas de han sufrido lesiones por estos incidentes, pero afortunadamente nadie fue hospitalizado. Hasta ahora, decenas de personas han sido arrestadas”.

Por su parte la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) en San Diego instó a las autoridades, entre ellas al alguacil, a actuar con moderación, especialmente luego de que el presidente Donald Trump instigaba a los gobernadores de los estados a “ser duros”, a “hacer arrestos”.

La ACLU de San Diego comprar que “así como las autoridades mostraron moderación cuando los manifestantes blancos armados invadieron el capitolio estatal de Michigan el mes pasado, as deben actuar con moderación en respuesta a las manifestaciones contra el asesinato de personas negras”.

Por tanto pidieron a los departamentos del alguacil y de la policía en las ciudades del condado “a que ejerzan compasión y moderación en la protección de los derechos constitucionales de las personas y que no reaccionen exageradamente a la protesta pública con una vigilancia militar innecesaria y militarizada”.

La organización advirtió que imponer toques de queda autoriza a las policías a impediré el ejercicio de derechos constitucionales y llevaría a “una aplicación selectiva y parcial, especialmente contra los negros y otras personas de color; y puede invitar al acoso de personas que no están alojadas”.

Por su parte la Coalición de Comunidades Fronterizas advirtió que la oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) desplegó agentes por diversas ciudades del país y utiliza su drone de vigilancia en la frontera “Depredador” para espiar movilizaciones en protesta por la muerte de Floyd.

La policía de San Diego informó que había arrestado a más de cien personas por daños a la propiedad y obstrucción a oficiales.

El alcalde de San Diego, Kevin Faulconer, pidió a los manifestantes protestar de manera pacífica e informó que desde ahora la policía suspende la técnica de hincarse sobre personas detenidas para someterlas, lo que hicieron los policías que mataron a George Floyd.