Deben ser contados, no permitirán excluir a los indocumentados del censo

El censo 2020 ha contabilizado el 68% de las viviendas en el Condado de San Diego. Foto Cortesía

SAN DIEGO.- “Es inconstitucional y una táctica más para borrar la presencia de los residentes indocumentados”, así consideraron organizaciones civiles la reciente medida del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, para excluir del Censo 2020 a las personas que no cuenten con un status migratorio en dicho país.

“El anuncio de Trump es una continuación de lo que hemos estado viendo en los últimos dos años con el propósito  de limitar la participación”, recalcó Arcela Nuñez-Alvarez, miembro del comité Count Me 2020, que promueve la participación en el conteo nacional.

El martes 21 de julio Trump firmó un memorandum para evitar que sean censadas las personas que no puedan acreditar su permanencia legal en territorio estadounidense.

Sin embargo, la Decimocuarta Enmienda de la Constitución señala que “los representantes se distribuirán entre los diversos estados de acuerdo con sus respectivos números, contando el número total de personas en cada estado”.

Por ello, la Constitución no hace excepciones por el estado migratorio y de acuerdo a la ley ninguna administración puede cambiar ese hecho, ya que todos deben ser contados en el censo y no solo unos cuantos.

El no censar a la totalidad de la población representaría un riesgo de perder representantes en el Congreso de Estados Unidos.

“La manera en que se distribuye la representación dentro del congreso se lleva a cabo tomando en cuenta a toda la población, sabemos que en California tenemos una gran cantidad de personas indocumentadas y si no son  incluidos para dividir a los  representantes equitativamente, California   corre el riesgo de perder uno o hasta dos representantes en el congreso”, señaló Nuñez-Alvarez.

La Coalición Count Me 2020 es un grupo sin fines de lucro y no partidista integrado por 150 organizaciones que trabajan   para garantizar un conteo completo del censo en la región, por ello se espera que sean interpuestas demandas por parte de asociaciones civiles y comunitarias para echar abajo la orden.

“Esta es la versión 2020 de Trump un intento descaradamente racista de borrar comunidades enteras en todo el país y limitar la representación justa en el gobierno”, informó a través de un comunicado Christopher Rice-Wilson, director asociado de Alliance San Diego y miembro también del comité de Count Me 2020.

A los encuestadores del censo se les prohíbe preguntar a las personas si son o no ciudadanos estadounidenses, por lo tanto no está claro cómo se puede determinar el estado migratorio de cada miembro de la comunidad.

CENSO CON RÉCORD

DE PARTICIPACIÓN

A pesar del memorandum firmado por el presidente de Estados Unidos, el censo ha contabilizado el 68% de las viviendas en el Condado de San Diego, dicha cifra   representa el recuento final realizado en el censo del 2010.

Por su parte, el Condado Imperial está a solo un 2% de igualar el objetivo.

“Seguimos en marcha con el censo todavía está disponible la página de internet para el conteo ya empezando el próximo mes irán los encuestadores a tocar puertas con sus cubrebocas e identificados con sus credenciales en las viviendas que no han contestado hasta el 31 de octubre”, finalizó Arcela Nuñez-Alvarez.