Mensajes en el cielo, realizan proyecto para mostrar apoyo a migrantes detenidos

Asi se apreció uno de los mensajes en el cielo. Imagen tomada por Fernanda Ríos.

SAN DIEGO.- “No te rindas” así se leía uno de los mensajes plasmados en el cielo durante el fin de semana festivo en Estados Unidos por la conmemoración de su independencia.

Sobre las nubes se mostraron frases temporales de esperanza para aquellos migrantes que se encuentran en centros de detención estadounidenses.

Esto fue parte de un proyecto de la organizacion “In plain sight” la cual aprovechó el primer fin de semana de julio para recordar que hay más de 50 mil migrantes tras las rejas en Estados Unidos.

“Esas personas  están  detenidas por razones que no necesariamente son por antecedentes penales y pueden ser liberadas, que ICE decide tenerlas ahí y en muchos casos son en condiciones bastante preocupantes  y hemos visto personas que han perdido la vida”, opinó Pedro Ríos, presidente de la asociación Comité de Amigos Americanos.

Los mensajes aparecieron cerca de cada centro de detención como por ejemplo los ubicados en San Ysidro y Los Angeles en California, cortes de migración así como límites territoriales entre México y Estados Unidos.

El proyecto de “escribir en el cielo”  fue realizado por 80 personas entre artistas y activistas.

Diferentes activistas han exigido la liberación de reos que son considerados como parte de la población vulnerable ante la enfermedad del Covid-19.

Además han solicitado que los migrantes sean puestos en libertad ya que consideran que los espacios en los que se encuentran no se siguen adecuadamente las medidas recomendadas por autoridades sanitarias.

“Especialmente durante una pandemia en donde no hay manera que las personas puedan tener una distancia adecuada para no contraer la enfermedad”, recalcó Ríos.

El proyecto tuvo una duración de tres días donde se revelaron mensajes en el cielo tanto en español como inglés con frases como “La frontera nos cruzó”  entre otros que pudieron apreciarse en la región binacional tanto en San Diego como en Tijuana.

El objetivo fue brindar esperanza para aquellos que partieron de su lugar de origen en busca del sueño americano pero hoy viven una pesadilla al permanecer aislados dentro de un centro de detención.