Cómo usar las cubiertas de tela para la cara, con una infinita variedad de mascarillas, es importante seleccionar la correcta

El uso de mascarillas es una medida importante a tomar en cuenta durante la pandemia COVID-19

El uso de cubiertas de tela para la cara es una medida adicional para ayudar a desacelerar la propagación del COVID-19 cuando se lo combina con las medidas preventivas cotidianas y el distanciamiento social en entornos públicos.

Quiénes NO deberían usar cubiertas de tela para la cara:

los niños menores de 2 años de edad y las personas que tengan dificultad para respirar, o que estén inconscientes, incapacitadas o no sean capaces de quitárselas sin ayuda.

Las cubiertas de tela para la cara NO son mascarillas quirúrgicas ni mascarillas de respiración N-95. Actualmente, las mascarillas quirúrgicas y las mascarillas de respiración N95 son suministros fundamentales que deberían reservarse para los trabajadores de la salud y el personal de respuesta a emergencias.

Use la cubierta para la cara de manera correcta

Lávese las manos antes de colocarse la cubierta para la cara colóquela de tal manera que le cubra la nariz y la boca, y asegúrela por debajo de la barbilla, trate de que se ajuste a los lados de la cara y asegúrese de poder respirar con facilidad

Tenga hábitos de salud cotidianos

• Manténgase al menos a 6 pies de distancia de las demás personas

• Evite el contacto con personas que están enfermas

• Lávese las manos frecuentemente con agua y jabón por al menos 20 segundos cada vez que lo haga.

• Use un desinfectante de manos si no tiene agua y jabón

• Quítese la cubierta de tela para la cara cuidadosamente al llegar a casa

• Desate las tiras detrás de la cabeza o estire las bandas para las orejas

• Manipúlela solo mediante las tiras o bandas para las orejas

• Pliegue los extremos externos

• Coloque la cubierta en la lavadora (obtenga más información sobre cómo lavar las cubiertas de tela para la cara)

Evite tocarse los ojos, la nariz y la boca al quitarse la cubierta, y lávese las manos de inmediato después de quitársela.

Cómo lavar las cubiertas de tela para la cara

El uso de cubiertas de tela para la cara es una medida adicional para ayudar a desacelerar la propagación del COVID-19 cuando se lo combina con las medidas preventivas cotidianas y el distanciamiento social en entornos públicos.

Las cubiertas de tela para la cara deberían lavarse después de cada uso. Siempre es importante quitarse la cubierta para la cara de manera correcta y lavarse las manos después de manipular o tocar una cubierta para la cara usada.

Cómo limpiar

en lavadora

Puede lavar su cubierta para la cara con el resto de las prendas.

Use su detergente para ropa habitual y la temperatura de agua máxima permitida para la tela que utilizó para confeccionar la cubierta para la cara.

Lavado a mano

Prepare una solución de blanqueador con cloro al mezclar:

5 cucharadas (1/3 de taza) de blanqueador con cloro de uso doméstico por galón de agua a temperatura ambiente o 4 cucharadas de blanqueador con cloro de uso doméstico por cada cuarto de agua a temperatura ambiente

Revise la etiqueta para confirmar si el producto blanqueador con cloro es apto para desinfección. Algunos blanqueadores con cloro, como los diseñados para usar de manera segura sobre ropa de color, posiblemente no sirvan para desinfectar. Verifique que el producto blanqueador con cloro no esté vencido. Nunca mezcle el blanqueador con cloro con amoníaco ni con otros productos de limpieza.

Deje la cubierta para la cara en remojo en la solución de blanqueador con cloro por 5 minutos.

Enjuague bien con agua fría o a temperatura ambiente.

Asegúrese de secar la cubierta para la cara por completo después de lavarla.

Cómo secar en secadora

Use la temperatura máxima y déjela en la secadora hasta que esté completamente seca.

Secado al aire libre

Déjela extendida hasta que esté completamente seca. Si es posible, exponga la cubierta para la cara directamente al sol.