Afectará “carga pública” a familias necesitadas y a niños estadunidenses

El Procurador General de California, Xavier Becerra y el Gobernador Gavin Newsom han advertido sobre el riesgo en que se encuentran muchas familias californianas por “la nueva regla” sobre Carga Pública. Foto-Cortesía: NBC news.com

La regla de “carga pública” que aprobó esta semana la Corte Suprema impactará principalmente a familias necesitadas, por lo que organizaciones de derechos humanos instan al público a informarse en detalle con fuentes bien informadas.

La presidente del Consorcio de los Derechos de los Inmigrantes en San Diego, Lilian Serrano, declaró que la llamada regla “tiene el propósito de institucionalizar la retórica divisiva y odiosa de (el presidente) Trump contra las familias inmigrantes”.

“Estamos decepcionados con la decisión de la Corte Suprema de permitir que la administración Trump avance con este esfuerzo de dañar a las familias inmigrantes para obtener ganancias políticas” en un año electoral, dijo Serrano.

La dirigente dijo que los servicios sociales “están ahí para proteger a los niños y proporcionar salud a los padres que cuidan de sus familias” por lo que usarlos no debira ser meritorio de sanción.

Serrano explicó que la decisión de la Corte Suprema es temporal, todavía no tiene un carácter definitivo.

El siguiente paso es que el Departamento de Seguridad Interior (HSD) tiene todavía que informar sobre los detalles de la “regla pública”, por ejemplo, cómo lo va a considerar para quienes soliciten residencia legal en el país.

Mientras tanto al llamado del Consorcio se sumaron ogras organizaciones.

Vanessa Ceceña, del Comité de Servicios de Amigos Americanos, exhortó al público a informarse directamente con el Departamento de Servicios Sociales de California, donde pueden referir a instituciones en San Diego.

También hay información en detalle disponible en inglés en el portal de internet protectingimmigrantfamilies.org.

La Corte Suprema aprobó la media por cinco votos contra cuatro.

La regla, básicamente dice que la residencia legal en el país le será negada a los inmigrantes que hagan uso de servicios sociales, como estampillas de alimentos, Medical o algún tipo de ayuda financiera o alimenticia.

Para que afecte, los inmigrantes tendrían que haber recurrido a la ayuda social durante un tiempo, por ejemplo completar doce meses dentro de un periodo de 36 meses.

La regla no toma en cuenta si las personas que no son residentes y que han recurrido a servicios sociales pagan impuestos.

La directora ejecutiva de la Coalición de los Derechos de los Inmigrantes de Los Ángeles, Angélica Salas, declaró por su parte que la decisión de la Corte Suprema “ayuda a avanzar la agenda blanca, nativista y xenófoba de la administración Trump”.

Culpó a la administración Trump de intentar “convertir al sistema de inmigración en un club exclusivo, basado en méritos”.

Y mientras tanto, dijo Sala, “aunque el número de personas directamente afectadas puede ser pequeño, esto representa un ataque contra las familias inmigrantes, incluidos los niños nacidos en Estados Unidos”.

La dirigente dijo esperar que los tribunales eliminen esta política anti familiar y ayuden a los inmigrantes y sus aliados a defender sus derechos.