Los problemas de salud más importantes en el 2019

El centro de control de enfermedades (CDC) enumeró los problemas de salud más importantes entre la población durante el 2019, destacando la sobredósis de opioides, el excesivo uso de antibióticos, el sarampión y la muerte por enfermedades infecciosas como las principales afectaciones de salud en Estados Unidos. 

Lesiones pulmonares relacionadas con el uso de cigarrillos electrónicos y vapear (EVALI)

- Advertisement -

Los CDC continúan investigando el brote de lesiones pulmonares asociadas con el uso de productos para vapear (“vaping”) o cigarrillos electrónicos, junto con los departamentos de salud estatales y locales y socios federales, como la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA).

Hasta el 10 de diciembre, los CDC reportaron 52 muertes y 2,409 casos de hospitalización por EVALI en los 50 estados, Washington D.C., Puerto Rico y las Islas Vírgenes de los Estados Unidos.

En un gran avance, los laboratorios de los CDC detectaron acetato de vitamina E en los pulmones de los pacientes de EVALI, una prueba directa que sugiere que esta sustancia pegajosa está presente en muchos casos de EVALI. Continúa la investigación de otras posibles causas.

En septiembre, los CDC activaron su Centro de Operaciones de Emergencia (COE) para mejorar la respuesta interinstitucional al brote de EVALI. La activación del COE permitió a la agencia aumentar su apoyo operativo coordinado para la respuesta a los desafíos cambiantes del brote. Los CDC están proporcionando asistencia en epidemiología, vigilancia de las enfermedades, consultas patológicas, desarrollo de guías clínicas y comunicación.

Opioides

Las sobredosis de drogas siguen siendo un problema importante en todo Estados Unidos. Hubo más de 70,000 muertes por sobredosis de drogas en los Estados Unidos en 2017, el año más reciente para el cual hay datos finales disponibles. Más de dos terceras partes de las sobredosis eran por opioides, incluida la heroína y los opioides sintéticos (como el fentanilo y los equivalentes del fentanilo fabricados ilícitamente).

Resistencia a los antibióticos (RA) y resistencia a los antimicrobianos (RAM)

Las bacterias y los hongos resistentes a los antibióticos (RAM) causan más de 2.8 millones de infecciones y 35,000 muertes en los Estados Unidos cada año, según un informe de los CDC del 13 de noviembre. A veces se les llama gérmenes resistentes a los antimicrobianos.

En promedio, cada 11 segundos alguien en los Estados Unidos contrae una infección resistente a los antibióticos (RA), y cada 15 minutos, alguien muere. Cuando a esto se suma Clostridioides difficile, una bacteria que no es típicamente resistente pero que puede causar diarrea severa con resultado de muerte y que está asociada con el uso de antibióticos, el número de víctimas en los Estados Unidos a raíz de todas las amenazas excede los 3 millones de infecciones y 48,000 muertes anuales.

Las muertes anuales por infecciones de RA casi se duplicaron en comparación con las reportadas originalmente por los CDC en 2013. La actualización proviene de fuentes de datos que antes no estaban disponibles. Desde entonces, los esfuerzos de prevención han reducido las muertes por infecciones de RA en un 18% en general y en casi un 30% en los hospitales. Sin una vigilancia continua, este progreso puede verse desafiado por la creciente carga de algunas infecciones.

Brotes de enfermedades transmitidas por alimentos

A lo largo de 2019, los CDC investigaron y resolvieron más de 75 brotes relacionados con el contacto con alimentos o animales. Los brotes notables de salmonela se relacionaron con la carne de res molida, el pavo crudo, los melones precortados y las papayas. Los brotes de E. coli se relacionaron con la harina, la carne de bisonte molida y la lechuga romana. Además, se produjo el mayor brote de infecciones por salmonela relacionado con los pollos domésticos, y un brote de infecciones por salmonela resistente a los medicamentos relacionado con las meriendas para perros hechas de orejas de cerdo.

Durante cualquier brote de enfermedades transmitidas por alimentos en múltiples estados, los CDC actúan como coordinadores principales y trabajan en estrecha colaboración con los socios de salud pública para detectar el brote, definir su tamaño y extensión, e identificar la fuente. Los funcionarios de salud pública investigan los brotes para controlarlos, a fin de que más personas no se enfermen en el brote, y para aprender a prevenir brotes similares en el futuro.

Muertes relacionadas con el embarazo

Un reciente Informe Semanal de Morbilidad y Mortalidad (MMWR, por sus siglas en inglés) documentó la persistencia de disparidades raciales y étnicas en las muertes relacionadas con el embarazo. Las mujeres indígenas americanas, nativas de Alaska y negras tenían dos o tres veces más probabilidades de morir por una causa relacionada con el embarazo que las mujeres blancas.

Según un informe de los CDC sobre signos vitales (Vital Signs) de 2019, 3 de cada 5 muertes relacionadas con el embarazo podrían haberse evitado. En general, las enfermedades cardíacas y los accidentes cerebrovasculares causan más de una de cada 3 muertes relacionadas con el embarazo; otras causas importantes incluyen infecciones y hemorragias graves. Las principales causas de muerte difieren según el período de tiempo durante el embarazo y después del parto.

Virus de la Inmunodeficiencia Humana (VIH)

El progreso en la prevención del VIH se ha estancado. Las deficiencias en las pruebas, el tratamiento y la prevención del VIH obstaculizan los esfuerzos por detener las nuevas infecciones. Según un informe Vital Signs de 2019, alrededor de 8 de cada 10 nuevas infecciones por el VIH en los Estados Unidos en 2016 provenían de personas que no estaban recibiendo cuidados por el VIH. Los datos también sugieren que menos del 25% de los más de 1 millón de estadounidenses que podrían beneficiarse de una píldora diaria para la prevención del VIH la están usando.

Sarampión

Este año, hubo más casos de sarampión en los Estados Unidos que en cualquiera de los últimos 25 años. Al 5 de diciembre, los CDC reportaron 1,276 casos de sarampión en 31 estados para el 2019. Este es el mayor número de casos reportados en los Estados Unidos desde el 1992 (cuando se registraron 963 casos).

Estados Unidos mantuvo su estado de eliminación del sarampión desde casi 20 años después de que un brote de casi un año de duración en la Ciudad de Nueva York y el estado de Nueva York terminara en el otoño. El alto número de casos en 2019 fue principalmente el resultado de unos pocos brotes grandes: uno en el estado de Washington y dos brotes grandes en Nueva York que comenzaron a finales de 2018, todos ellos en comunidades muy unidas y cerradas.

A pesar de la alta cobertura nacional con la vacuna contra el sarampión, las paperas y la rubéola, todavía hay comunidades donde las bajas tasas de vacunación dejan a las personas vulnerables a estas peligrosas enfermedades.

Inmunización y Vacunación

Según un informe Vital Signs de los CDC de 2019, casi dos tercios de las mujeres embarazadas en los Estados Unidos no han recibido las dos vacunas recomendadas durante el embarazo para la influenza y la tos ferina (pertusis). Las bajas tasas de vacunación durante el embarazo dejan a las madres embarazadas y sus bebés sin protección y con un alto riesgo de hospitalización e incluso de muerte.

Hasta la fecha, la actividad de la influenza para la temporada 2019-2020 en los Estados Unidos sigue siendo baja. Recibir una vacuna contra la influenza de temporada cada año sigue siendo la mejor manera de prevenir la gripe de temporada. Los CDC recomiendan la vacunación anual contra la influenza para todas las personas de 6 meses de edad en adelante con cualquier vacuna autorizada contra la influenza que sea apropiada para la edad y el estado de salud del beneficiario. Además de evitar que se enferme de gripe, la vacuna tiene otros beneficios, como salvar la vida de los niños, proteger a las mujeres embarazadas y sus bebés, y reducir el riesgo de un ataque cardíaco en personas con enfermedades cardíacas.

Un estudio reciente publicado en el Informe Semanal de Morbilidad y Mortalidad de los CDC reveló que se calcula que el 92% de los cánceres causados por el virus del papiloma humano (VPH) podrían prevenirse con la vacuna contra el VPH. Los CDC recomiendan que todos los preadolescentes se vacunen contra el VPH en dosis múltiples cuando tengan 11 ó 12 años, antes de que se expongan al virus. Sin embargo, según la encuesta nacional de inmunización de adolescentes National Immunization Survey Teen de 2018, sólo el 51% de todos los adolescentes recibieron todas las dosis recomendadas de la vacuna contra el VPH.