Robaron datos financieros de 150 millones de estadunidenses

El subsecretario de Justicia, David Bowdich, habla sobre el ataque cibernético a Equifax. Foto cortesía del FBI.

Una célula de militares chinos robó la información financiera y personal de 150 millones de estadunidenses, informó la oficina de Investigaciones Federales (FBI).

Por medio de intrusión electrónica o ataque cibernético a la empresa de reportes de crédito Equifax, cuatro soldados chinos obtuvieron datos como números de Seguro Social, información de tarjetas de crédito, fechas de nacimiento y números de licencias de conducir.

- Advertisement -

De acuerdo con datos del FBI proporcionados a El Latino, la incursión fue a lo largo de una semana.

Las autoridades identificaron a los autores de esa incursión y tienen fotografías de tres de los cuatro delincuentes.

Sin embargo el FBI declaró que el ataque cibernético fue auspiciado por el gobierno chino como un acto “notablemente descarado”.

Es “uno de los robos de identidad más grandes de la historia”, destacó la agencia.

Equifax es una de las tres empresas de reportes de crédito más grandes y consultadas en Estados Unidos, junto con TransUnion y Experian. Las tres tienen básicamente la misma información de historial crediticio y confiabilidad de todos los consumidores estadunidenses.

Las autoridades revelaron que esa célula de militares chinos tiene en su poder la información desde el 2017.

Robaron de 145 millones de estadunidenses los números de Seguro Social, nombres y fechas de nacimiento. También tienen la información de tarjetas de crédito de 200 mil personas y la información de licencias de conducir de otras diez mil personas.

Los chinos identificados enfrentan cargos con conspiración, espionaje económico y robo de identidad.

De acuerdo con el FBI, los responsables son Wu Zhiyong, Wang Qian, Xu Ke y Liu Lei, oficiales del Instituto de Investigaciones del Ejército de Liberación de China.

La empresa Equifax reconoció que los intrusos utilizaron una vulnerabilidad en su sistema de seguridad, por lo que asumió responsabilidad y anunció que va a indemnizar a afectados con 400 millones de dólares.

El gobierno de Estados Unidos ahora investiga los motivos por los que esa célula sustrajo la información financiera de las personas y posiblemente de empresas.

En un comunicado al respecto, el fiscal general, William Barr  declaró que “esta fue una intrusión deliberada y radical en la información privada del pueblo estadounidense”.

Advirtió que “le recordamos al Gobierno chino que tenemos la capacidad de eliminar el manto de anonimato de Internet y encontrar a los piratas informáticos que esa nación despliega repetidamente contra nosotros”.

Quienes temen que su información financiera pudiera ser empleada de manera ilegal, algunos expertos sugieren “congelar el historial crediticio” en las tres instituciones de crédito, Equifax, TransUnion y Experian.

Los consumidores pueden alternativamente abrir historiales en una empresa similar alternativa, Innovis.

Mientras tanto, los interesados pueden revisar su historial crediticio en Equifax y las otras dos empresas de reportes de crédito.