Tomará las riendas CILA, se hará cargo del tratamiento de aguas residuales del río Tijuana

Aspectos de la reunión del Grupo Base Binacional de la CILA. Foto Cortesía.

TIJUANA.- Mala calidad del agua, tierra acumulada y basura desbordada, son  tres principales problemáticas que generan cada año millones de galones de litros de líquido  contaminado que recorren el Río Tijuana e impacta a las costas de ambas Californias con cierres temporales.

“Nuestra prioridad es que no pasen aguas residuales sin tratamiento hacia Estados Unidos”, fue el mensaje claro de Roberto Salmón, comisionado mexicano de la Comisión Internacional de Límites y Aguas (CILA).

- Advertisement -

De esta manera se buscará cumplir el acta 320, acuerdo firmado en el año 2015 entre México y Estados para solucionar la problemática de la cuenca del Río Tijuana.

Para cumplir con esto, a partir de este 2020 la CILA  tendrá a su cargo tres plantas de tratamiento de aguas residuales de la Comisión Estatal de Servicios Públicos de Tijuana para mejorar los procesos de operación y mantenimiento y con esto reducir los niveles las descargas de agua contaminada.

“Y sobre todo, cuando es tiempo que no tenemos lluvia no llegue ningún tipo de escurrimiento contaminado hacia Estados Unidos”, confirmó José de Jesús Luevano, secretario de CILA entre México y Estados Unidos

El compromiso de la CILA comenzará con la rehabilitación de las plantas de bombeo y analizará los proyectos de las organizaciones ambientalistas.

La CESPT planeará la rehabilitación y construcción de cárcamos de bombeo para evitar descargas residuales a las playas de Tijuana y Rosarito que también impactan las costas de California.

“Tenemos el compromiso con el gobernador de Baja California, Jaime Bonilla, que en los próximos tres meses no debemos tener descargas al mar en Rosarito precisamente rehabilitando plantas y planeando la construcción de dos más”, sostuvo Rigoberto Laborín Valdez, director de CESPT.

Estos acuerdos fueron tomados durante la primera reunión del Grupo Base Binacional de la CILA, con el objetivo de integrar esfuerzos entre México y Estados Unidos para atender la problemática del Río Tijuana.

Por primera vez el público fue integrado en la planeación para que puedan presentar propuestas que beneficien al medio ambiente en la frontera entre San Diego y Tijuana.

“Para el primer edil de Tijuana, es de vital importancia establecer rutas de acción abordando la problemática del río, de tal forma que los tres órdenes de gobierno de ambos lados de la frontera y organizaciones no gubernamentales, se concentren para la búsqueda de herramientas que beneficien al río”, agregó el secretario de Gobierno de Tijuana, Carlos Murguía Mejía

Actualmente el grupo CILA se encuentra en la búsqueda de recursos para contar con más equipamiento que ayude en el tratamiento de los líquidos residuales y la reparación de colectores en mal estado, entre otros proyectos que impidan el paso de aguas sin tratar.