Antonio Banderas, ¿un “actor de color” en EE.UU por hablar español?, el español entre los favoritos a ganar el Óscar

Cuando Antonio Banderas empezó a actuar en Estados Unidos no hablaba inglés y destacó interpretando a un músico cubano exiliado, al Ché Guevara o al Zorro. Años después, aunque es europeo y blanco, algunos medios de Hollywood le colocaron la etiqueta de “actor de color”. ¿Sólo por hablar español?

Ocurrió después de que el actor de 59 años recibiera su primera nominación al Óscar por su papel como el alter ego de Pedro Almodóvar en “Dolor y gloria”.

- Advertisement -

Las páginas web de Vanity Fair y Deadline lo destacaron como uno de los dos “actores de color” nominados –junto a la actriz negra Cynthia Erivo, quien encarna a una esclava en “Harriet”– en medio de un nuevo escándalo por la falta de diversidad entre los aspirantes al premio más importante del cine estadounidense.

Ambos medios terminaron borrando tuits o corrigiendo sus textos después de duras críticas en las redes sociales.

Para Tom Nunan, productor de “Crash”, ganadora del Óscar en la que actuaron varios actores de minorías étnicas en Estados Unidos, el término “actor de color” es “reduccionista”.

“Es usado para asiáticos, latinos… Fue un término que originalmente se usaba para describir actores negros”, explica a la AFP el también profesor de la Escuela de Teatro, Cine y Televisión de la UCLA.

“Yo no uso ‘de color’, he usado ‘no blanco’”, explica. “Pero nunca me he referido así a un actor latino o sudamericano o español, tal vez me quedé en el pasado”.

El idioma es clave en esta confusión, pues Estados Unidos, obsesionado con las etiquetas raciales, coloca en el mismo saco a cualquiera que hable español, despojando prácticamente a latinoamericanos y españoles de su nacionalidad.

“Para ellos no hay diferencia entre un mexicano y un argentino, por más europeo que se crea el argentino”, dijo en una entrevista reciente Eduardo Gamarra, profesor de Ciencias Políticas de la Universidad Internacional de Florida.

El término “hispano” nació en 1970, cuando apareció por primera vez en un censo nacional, y ganó fuerza en los años 1980, cuando la oficina del censo comenzó a utilizarlo oficialmente. Fue un concepto creado para simplificarles la vida a los encuestadores, pero que hoy día adoptaron publicistas, políticos y grupos de presión.

“Históricamente subrepresentada”

Además del papel de Néstor Castillo en “Los reyes del mambo” y Alejandro Murrieta como el nuevo Zorro, Banderas interpretó en Estados Unidos otros personajes latinos como El Mariachi en “Desperado” y Pancho Villa en una serie de televisión.

“Apreciamos su enorme talento y su trayectoria interpretando personajes complejos, pero Banderas es europeo y el papel por el que fue nominado al Óscar refleja una perspectiva española”, dijo a la AFP Benjamín López, director ejecutivo de la Asociación de Productores Latinos Independientes en Estados Unidos, destacando su “importante lugar” en el cine.

“Desde la perspectiva de Estados Unidos, es evidente que nuestra comunidad ha sido históricamente subrepresentada en Hollywood”, siguió. “Necesitamos priorizar las soluciones que puedan conducir a un aumento sustancial de historias y talento Latino en Estados Unidos para que sean apoyadas por toda la industria y finalmente sean reconocidas durante la temporada de premios”.

Un estudio de la Universidad del Sur de California (USC) reveló el año pasado que tan sólo el 4,5% de los 47.268 personajes nombrados o con diálogos en las películas analizadas en un período de 12 años eran latinos, con el 3% como protagonistas o coprotagonistas.

Seis intérpretes latinos, de una veintena de nominados, ganaron un Óscar de interpretación, la última de ellas, la mexicana Lupita Nyong’o en 2013 como mejor actriz de reparto en “12 años de esclavitud”. Sus compatriotas Yalitza Aparicio y Marina de Tavira fueron nominadas el año pasado, en las categorías mejor actriz y mejor actriz de reparto, respectivamente, por “Roma”.

Javier Bardem y Penélope Cruz han sido por su parte los únicos españoles en ganar el codiciado galardón… ¿Será Banderas el próximo?