Denuncian uso de desinfectante peligroso en centros de detenciones

Earthjustice y la Coalición para el Cierre de Adelanto, denunciaron que en centros de detenciones en California rocían a migrantes con un desinfectante industrial que puede causar daños irreversibles respiratorios, congénitos, oculares y alteraciones al ADN, entre otros. Cortesía.

Activistas y consejeros legales denunciaron que los centros de detenciones de migrantes en California utilizan para tratar de controlar el Covid 19 un desinfectante industrial que podría dañar la piel y los ojos de los detenidos.

Denunciaron que en centros de detenciones al servicio de la oficina de Inmigración y Control de Aduanas (ICE), rocían a los migrantes con el compuesto industrial, HDQ Neutral, que es un desinfectante potente y potencialmente tóxico.

- Advertisement -

El potente desinfectante puede causar quemaduras graves en la piel y daños oculares irreversibles a los migrantes, advirtieron en conferencia virtual.

Las denuncias se basaron principalmente en el uso del químico en el centro de detenciones de Adelanto, cerca de Los Ángeles, pero mencionaron que el mismo desinfectante industrial se rocía a migrantes en todos los centros de detenciones de California, como el de Otay Mesa en el condado de San Diego.

Según indicaciones del fabricante, la compañía Spartan Chemical, el compuesto químico sólo debe utilizarse en exteriores o en áreas de interiores pero muy bien ventiladas, y debe de usarse con medidas preventivas como usar guantes y ropa protectores,  y protección para los ojos y la cara.

En cambio los centros de detenciones rocían “en ocasiones directamente a los migrantes” con el compuesto químico, presuntamente para prevenir que se contagien con el coronavirus y padezcan la enfermedad del Covid 19, de acuerdo con la denuncia.

La denuncia la presentaron conjuntamente la organización ambientalista Earthjustice y la Coalición para el Cierre de Adelanto.

El  pastor Guillermo Torres leyó en la conferencia una carta testimonial sobre el uso de ese compuesto, que firmaron 11 mujeres detenidas en Adelanto.

El testimonio dice que por recibir el potente desinfectante directamente, muchos detenidos padecen de “alergias, trastornos en la  garganta, hemorragia nasal o dificultad para respirar”.

Para Raúl García, director legislativo de Comunidades Saludables de Earthjustice, es ilegal que la empresa GEO, que administra el centro de detenciones en Adelanto, utilice el desinfectante industrial en condiciones tan distintas a las que recomienda el propio fabricante.

Mientras el productor dice que en interiores se use solo si está bien ventilado y sin exponer  a personas al contacto con el químico, en contraste García observa “las condiciones de hacinamiento y encierro en Adelanto, y el hecho de que los inmigrantes no tienen equipo de protección”.

Una investigación de Earthjustice determinó que al usar directamente el compuesto químico contra los migrantes, puede derivar en irritación para respirar, inflamación, infertilidad y defectos congénitos o de nacimiento, inclusive cuando la exposición directa haya terminado, así como alteraciones al ADN de los migrantes expuestos al desinfectante industrial.