Evita la caída del cabello con estos remedios caseros

Normalmente se caen entre 100 y 200 cabellos al día.

Normalmente perdemos entre 100 y 200 cabellos al día ya que esto hace parte de la regeneración celular, sin embargo la caída del cabello es un tema de preocupación para muchos puesto que piensan que puede ser por una enfermedad, sin embargo hay que tener presente que hay una gran diferencia entre la caída del cabello y la alopecia, la alopecia es un inconveniente que perturba más que todo a los hombres sobre todo cuando llegan a una edad adulta.

Ten presente que la alimentación es un factor importante y la forma en que lo cuidas, el cabello normalmente se somete a secadoras, planchas, decoloraciones, tinturas y químicos para su cuidado pero todo esto influye en maltratarlo y hay mayor probabilidad de que se debilite.

- Advertisement -

Por lo tanto acá te brindaremos algunos consejos para que puedas cuidar y fortalecer el cabello.

Aloe vera: Corta una penca de aloe y frota con suavidad el cristal sobre el cuero cabelludo, déjalo actuar suficiente tiempo hasta que se seque y luego enjuaga con abundante agua.

Puedes hacerlo todos los días para obtener mejores resultados sin preocuparte de maltratar tu cabello ya que es una planta natural.

Aceite de almendras o de romero: coloca unas gotas del aceite en la palma de la mano y realiza masajes circulares en el cuero cabelludo, esto te ayudará a estimular el crecimiento del cabello. No es necesario enjuagar el cabello después de aplicarlo.

No hace falta enjuagar el cabello después de aplicarlo, o si prefieres el aceite de romero lo puedes añadir al shampoo.

Clara de huevo: bate cuatro claras y frótalas en el cuero cabelludo con movimientos circulares. Deja actuar media hora y enjuaga. Para terminar, lava como de costumbre. El huevo contiene albúmina y ésta te ayudará a fortalecer los folículos pilosos y las hebras que tengas débiles.

Jugo de cebolla: Extrae el jugo de la cebolla y aplícalo en la cabeza y déjalo allí por lo menos por unos 30 minutos y luego lava el cabello como normalmente lo haces.

Se recomienda realizar este procedimiento por lo menos dos veces por semana y durante tres meses.

Ajo: Parte por la mitad un ajo y frota suavemente sobre el cuero cabelludo por toda la cabeza y déjalo actuar por 30 minutos.

Si llegas a presentar ardor o la piel se enrojece suspende el uso.

Té verde: Antes de bañarte prepara una taza de té y deja que se enfríe, cuando te vayas a meter a la ducha pon el té sobre tu cabello como si fiera un tónico, se recomienda hacer este procedimiento dos veces por semana para obtener mejores resultados.