Demanda solución, directivo que argumenta inactividad e ineficiencia en transporte de mercancía, en Ferrocarril BC-CA

Vista aérea y frontal de un ferrocarril de carga en Tijuana. Foto-Cortesía.

SAN DIEGO.- Hace un año fue presentado ante regidores de San Diego y Tijuana, el proyecto de continuación de las obras de rehabilitación de la vía del ferrocarril conocida como “Desert Line” (Línea del Desierto), que conectaría al sistema ferroviario de carga Tijuana-Tecate con la Costa Este de Estados Unidos.

En esencia, el proyecto mencionado y presentado ante los funcionarios de ambas ciudades por un Representante de la Empresa Baja California Railroad Inc. (BJRR) contempla –de acuerdo con el concepto de presentación del mismo- la cobertura del servicio de carga  en su primera fase.

- Advertisement -

La misma comprendería, indicó entonces el vocero de la empresa, el corredor San Diego, Tijuana-Campo-Tecate (Vía Corta)- Miller Creek-Jacumba-Dios Canezas-Plaster City.

Sin embargo, al cumplirse escaso un año de que dicho proyecto fuera presentado ante los funcionarios de ambos países, el mismo fue cuestionado por Mitchel Beauchamp, Administrador de Ferrocarriles del Noroeste Tijuana-Tecate.

Indicó que si el proyecto no está sustentado en bases y que durante la administración de BJJR por Fernando Beltrán, la añeja propuesta de rehabilitar el antiguo sistema de carta entre Baja California y California, no sólo no ha funcionado sino que se ha estancado.

El entrevistado ejemplificó en que “han perdido muchos clientes; están descargando en San Ysidro (California) y transportando la mercancía por troque, lo cual es inapropiado y con muy alto costo”.

“Sólo para cruzar cada furgón a Estados Unidos cuesta 500 dólares y mientras el Turno 3 está cerrado y dañado por deslaves, el 4 colapsó y como no hay señal de que se vaya a abrir la línea, se quejan que no tienen colaboración por parte de ‘La Migra’ (en referencia  a la Patrulla Fronteriza.

Al señalar que se ha convertido “en un monopolio” ineficiente, con Union Pacific y Santa Fe”, anticipó que buscarán una entrevista con el nuevo gobernador de Baja California, Jaime Bonilla Valdés,  y funcionarios del ramo de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) para plantearles la importancia de que éste estancado proceso se resuelva y se reduzcan costos innecesarios para ambas ciudades y la región.