A favor y en contra; diferentes manifestaciones durante visita de Trump a San Diego

Un pequeño grupo de personas también mostró su apoyo al mandatario de Estados Unidos. Foto José Antonio Avilés.

SAN DIEGO. –El gigante inflable que simula la figura del Presidente Donald Trump en pañales y con rostro enojado sobrevoló el centro de San Diego, como parte de las manifestaciones de rechazo por la visita del mandatario a la ciudad californiana el pasado 18 de septiembre

“Racista, racista, son racistas”, fueron algunos de los gritos que se escucharon durante la protesta pacífica realizada en la esquina de la Calle Cuarta y la Broadway.

- Advertisement -

Aunque la manifestación se realizó pacíficamente hubo momentos de tensión, por un par de personas que provocaron a los manifestantes con pancartas o ademanes.

Algunos de los reclamos de los más de cien manifestantes fueron el freno a políticas   discriminatorias, rechazo a   sanciones económicas en países como Irán, Cuba y Venezuela  y repudio a redadas del Ice contra inmigrantes latinos.

“Yo vengo por la razón de un discurso que está causando mucho odio a Estados Unidos cuando nos está diciendo habla inglés y eso me duele a mí mucho”, dijo Menny Aguilar quien se identificó como activista independiente de Los Angeles, California.

Los manifestantes se dieron cita  justo a unos metros del hotel donde el mandatario nacional ofreció un evento para recaudar fondos para su campaña de reelección a la presidencia.

Entre los asistentes se encontraba Gary Butterfield, hoy veterano de guerra de Vietnam.

“Es muy importante que los veteranos hablemos con el corazón y le digamos que la guerra es mala”, reveló Butterfield.

APOYO A TRUMP

A una cuadra de allí, otra manifestación se realizó pero con un mensaje diferente.

Un grupo de alrededor de 20 personas se dieron cita en la Calle Tercera y la Broadway para mostrar su preferencia por Trump.

“Yo apoyo al Señor Trump porque puso a América primero y apoyo su discurso y la libertad”, declaró Larry William, residente de San Diego.

Las diferentes expresiones se realizaron de manera civilizada y no hubo reporte de personas detenidas.

RESUMEN DE GIRA

Eran las 11 20 de la mañana del miércoles 18 de septiembre cuando el avión presidencial Air Force One aterrizó sobre la base naval de Miramar en San Diego.

Allí, el primer mandatario de Estados Unidos descendió de la aeronave para saludar a decenas de personas que lo esperaban y exclamaban su nombre.

La mayoría eran familiares de personas que sirvieron a Estados Unidos bajo un cargo.

Trump realizó una escala en el Hotel US Grant donde cientos de empresarios y funcionarios lo acompañaron para llevar a cabo el evento de recaudación.

El mandatario nacional llegó a la región californiana como parte de una gira de 24 horas por la entidad con el objetivo de recaudar fondos para su campana de reelección a la presidencia de Estados Unidos en 2020.

Los costos de los boletos para ingresar al evento variaban desde los mil hasta los 100 mil dólares.

Al término del evento de recaudación, Trump fue llevado al Aeropuerto Brownfield para realizar un recorrido por el muro fronterizo de la zona de Otay.

Ahí por primera vez observó  parte del proyecto de su aclamado muro que consiste en las dos barreras de acero rellenas de concreto que recorren la frontera.

La primera de 18 pies fue concluida y presentada por la patrulla fronteriza a principios de agosto mientras que la segunda, de 30 pies, será presentada en enero de 2020.

Al término de su recorrido partió nuevamente a la base naval de Miramar para concluir  su gira por el estado dorado.

Durante la gira por California, el primer mandatario visitó ciudades como San Francisco, Beverly Hills, Los Angeles y San Diego en total el primer mandatario pretende recaudar 15 millones de dólares, 4 de ellos en San Diego.

El famoso inflable “Baby Trump” estuvo presente en San Diego. Foto José Antonio Avilés