La opinión de un aficionado

Héctor Trujillo es un aficionado y ex jugador de soccr intramuros de San Diego State University donde se recibió con post-grado (Maestría en Ciencia Política).

¿Qué momento tan emocionante para ser un amante de fútbol en San Diego?.

Para muchos de nosotros, parece que fue hace una vida entera cuando sufrimos lo que parecía tortura lenta y agonizante esa noche triste del 6 de noviembre de 2018, cuando vimos derrumbars nuestros sueños de traer un equipo de fútbol de Major League  Soccer  morir en las urnas.

- Advertisement -

Pero como dice el viejo dicho de Thomas Fuller, “siempre es más oscuro antes del amanecer”. Con el nuevo equipo 1904 FC comenzando su temporada inaugural en NISA la semana pasada, los crecientes rumores de que el equipo USL San Diego jugará aquí tan pronto como 2020, y la temporada de los Sockers en la Major Arena Soccer League a la vuelta de la esquina, no hay mejor momento si eres un amante de este hermoso deporte en San Diego.

Esto también es música para los oídos de nuestros hermanos y hermanas, en el otro lado de la frontera, que son parte de la nación Xoloitzcuintli y quieren hacer cosas mientras visitan a amigos y familiares los fines de semana cuando se encuentran de este lado.

Aunque la versión moderna del fútbol se atribuya a mediados del siglo XIX en Inglaterra, para nosotros, el precursor del hermoso juego (ullamaliztli tlachtli o el juego de pelota mesoamericano) tiene casi 4,000 años, las reglas, el equipo y las penalizaciones (no sólo me refiero tarjetas amarillas o rojas) obviamente han cambiado desde entonces, nuestra pasión ha crecido. También no olvidemos  que la clasificación para la Copa Mundial 2022 comienza pronto y que San Diego siempre se encuentra entre los principales mercados por audiencia total de partidos de fútbol superando manera consistente a muchas de las ciudades más grandes.

Sé que aún hay mas noticias maravillosas por venir y siendo alguien quien prácticamente vino al mundo con una pelota de fútbol pegada al pie (perdón por madre), honestamente puedo decirles que no podría estar más emocionado por el futuro de este bello deporte en San Diego.