Pesca de talentos por primera vez, una reunión marítima entre menores y policías de National City

Con este evento, el 2019 ya es histórico para la corporación de seguridad pública. Foto Departamento de Policía de National City.

NATIONAL CITY.- Salieron a pescar con seguridad extrema.

Así fue como catorce menores de edad tuvieron la oportunidad de disfrutar de la naturaleza, con una compañía especial.

- Advertisement -

Los policías de National City dejaron sus armas y tomaron la caña y carrete para generar un día productivo con cestas cargadas de buenas vibras.

“El clima estuvo perfecto y todos los niños sacaron pescados”, así lo informó Omar Ramírez, sargento de Policía National City.

El 2019 ya es histórico para la corporación de seguridad pública porque fue la primera vez que niños y jóvenes de entre nueve y quince años se reunieron en un evento denominado “Pescando con un policía”.

El departamento policiaco de la ciudad en conjunto con el Club de Niños y Niñas de National City (Boys and Girls Club) fueron los anfitriones de este original evento de convivencia comunitaria.

“Un compañero mío Daniel él creció pescando toda su vida, él tenía una idea un proyecto para ayudar a los niños de National City y obviamente para él es una pasión la pesca pero también  es otra pasión ayudar a la comunidad entonces él decidió hacer un programa para ayudar a los niños no sólo enseñarlos a pescar pero también aprender algo diferente de la percepción que tienen de los policías”, recalcó el sargento Ramírez.

El muelle de Point Loma de San Diego fue testigo de este encuentro histórico entre  niños, jóvenes y oficiales.

Bastaron seis horas arriba de una gran embarcación para generar lazos fuertes de  compañerismo mientras paseaban por el Océano Pacífico acompañados de doce policías y una tripulación solidaria.

“Y el propósito es para decirles que estamos aquí para ayudarles no nos tienen que tener miedo es para ayudar a la comunidad y tener mejor relación con ellos”, señaló Omar Ramírez.

El acercamiento entre la comunidad y el Departamento de Policía continúa.

Antes de que termine el año, más jóvenes podrían caer en los brazos de la ley pero de una manera positiva.

“Tenemos policías que tienen otro hobbies y ya empezaremos a hacer otras actividades para grupos que se han identificado”, finalizó el sargento policíaco.