Una válvula cardíaca no quirúrgica ofrece a los pacientes un nuevo contrato de vida

El siete por ciento de las personas mayores de 65 años afectadas sufren al subir las escaleres o a realizar cualquier esfuerzo. La estenosis aórtica se caracteriza por un estrechamiento significativo de la abertura de la válvula aórtica, que restringe el flujo sanguíneo y a menudo va acompañada de síntomas como falta de aliento, dolor torácico, presión u opresión, fatiga, sensación de mareo o vértigo y dificultad para hacer ejercicio o completar las actividades cotidianas. Si no se trata, puede conducir a insuficiencia cardíaca, infección grave e incluso muerte súbita.

Aunque históricamente, la única opción de tratamiento disponible para los pacientes consistía en el reemplazo de válvulas mediante cirugía a corazón abierto, un procedimiento menos invasivo llamado reemplazo de válvula aórtica transcatéter (TAVR, por sus siglas en inglés) se ha convertido en una solución más común para aquellos que están demasiado enfermos para someterse a la cirugía tradicional. Los pacientes que se someten a un procedimiento TAVR por lo general experimentan un tiempo de recuperación más rápido y menos molestias.

- Advertisement -

La tecnología TAVR de próxima generación fue aprobada recientemente por la Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos (FDA) para pacientes con estenosis aórtica grave que están en alto riesgo de someterse a una cirugía a corazón abierto.

“El control total del procedimiento y la confianza en el resultado final son increíblemente importantes. Hemos tenido muy buenos resultados con esta nueva tecnología y ofrece un tratamiento mínimamente invasivo y centrado en el paciente para aquellos con estenosis aórtica que desean regresar a su vida lo más rápido posible”, dice el Dr. Meduri.

Gracias al diseño de la válvula que la hace únicamente reposicionable durante la TAVR, los médicos pueden colocar la nueva válvula en una posición óptima dentro del corazón para restaurar el funcionamiento adecuado de la válvula. Y debido a que no todas las válvulas aórticas son del mismo tamaño, el dispositivo está diseñado para ajustarse al paciente, lo que minimiza cualquier fuga de sangre alrededor de la parte exterior de la válvula que pueda conducir a complicaciones futuras.

Para obtener más información sobre la estenosis aórtica grave, la TAVR y la válvula LOTUS Edge, visite TreatTheHeart.com.

Si cree que puede estar experimentando síntomas de enfermedad de la válvula aórtica, hable con su médico de inmediato.