¡Se les debe! y mucho, a los leales aficionados del deporte en SD; la cantera o el deporte de niños, la esperanza

Con la derrota de Gulls ante Chicago se esfumó última esperanza. Foto-Cortesía: SD Gulls.

SAN DIEGO.- El deporte no parece ser muy justo con los leales aficionados sandieguinos.

Y es que primero se van de la ciudad San Diego Chargers abandonando a la ciudad y sus seguidores, y no sólo cambian de nombre (ahora Los Angeles Chargers ) sino de estadio y ciudad. ¡Un adiós para siempre y un doloroso: ¡Ahí nos vemos!.

- Advertisement -

Se pensó que el hueco y la sequía que dejó a la fanaticada la salida de Chargers se podría llenar con la buena temporada que estaban teniendo San Diego Sockers, hasta que fueron eliminados por un equipo que había tenido menos victorias en la temporada regular y lo más triste es que perdieron en casa, (4-3 ante Monterrey, Flash).

La última ‘esperanza’ estaba puesta por los sandieguinos en San Diego Gulls (Gaviotas de San Diego), un equipo de Hockey sobre hielo que también habían tenido una buena temporada, pero ¿sabe qué?, esas expectativas se cayeron en Chicago a donde fueron como visitantes y arrastrando un déficit de 2 juegos ganados y 3 perdidos.   Como era de espararse Chicago Wolves, con dos oportunidades para coronarse en su casa, no lo desaprovecharon y vencieron a las Gaviotas por  3 goles a 1. ¡Y dígales adiós, en otra dolorsa derrota!.

La historia de Los Padres de San Diego es de sobra conocida, pues no es nada optimista que un equipo que inició en 1969 (que tiene medio siglo de existencia), no haya ganado una serie mundial y se haya  ‘acostumbrado’ a estar en el sótano de su división.

Aunque esta temporada, con la contratación de jugadores de respetable nivel beisbolístico como  Manny Machado y lanzadores más controlados que los que había tenido en los últimos años, ocupaban la segunda posición de su división, la pregunta es cuánto podrá sostenerse y competir de tu a tu con Los Angeles Dodgers (conjunto que ha sido el líder de la división oeste).

La deuda con sus aficionados sigue, pues, en el deporte de San Diego, por eso la mejor apuesta es con los niños y los jóvenes adolescentes que forman parte de la llamada cantera o deporte de iniciación.