Acelerador de Negocios

Con el corte del listón arrancó formalmente el Acelerador de Negocios. Foto: Horacio Rentería/El Latino San Diego.

SAN  DIEGO.- De lo que se trata “es crear más oportunidades para el éxito por medio de un acelerador de negocios”, afirmó el alcalde de San Diego, Kevin Faulconer, momentos antes de que tuviera lugar la ceremonia del corte del listón inaugural del primer acelerador de negocios en el sur de la ciudad y el cual opera en Jacobs Center.

Esta innovadora idea proyectada para ser un catalizador empresarial de los negocios del Este de San Diego, surgió a finales del año pasado cuando Jacobs Center for Neighborhood Innovation, el gobierno de la ciudad de San Diego  y la organización CONNECT firmaron un acuerdo buscando apoyar a “diversas empresas emergentes, con sede en esta comunidad, que se enfrentan a desventajas financieras con el objetivo de mejorar el desarrollo económico de las comunidades marginadas”.

- Advertisement -

Para lograr dicho propósito, el gobierno de la ciudad San Diego, Community Development Block Grant,  Union Bank Foundationy el Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano de Estados Unidos – aportaron un subsidio o ‘grant’  por 2.5 millones de dólares para financiar este programa de desarrollo comunitario .

“El hecho de que estamos lanzando esto en un vecindario históricamente desatendido será un cambio de juego para la comunidad. Proporcionará acceso sin precedentes a recursos gratuitos y apoyo que ayudará a los empresarios a transformar sus ideas en negocios prósperos”, dijo Faulconer.

Se anticipó que las compañías que participarán en este programa gratuito trabajaran durante seis meses con el apoyo de mentores.

El área beneficiada

Localizado en los llamados vecindarios diamantes (Diamond Neighborhood), es denominado con ese nombre porque sus barrios o comunidades pertenecientes al Distrito 4 presentan una forma de diamante y en el prevalecen una gran cantidad de negocios en continuo proceso de mejora. El área, que forma parte del corazón de la ciudad de San Diego, es hogar de más de 88,000 residentes e incluye las comunidades de Chollas View, Emerald Hills, Lincoln Park, Mountain View, Mount Hope, North Encanto, Oak Park, South Encanto, Valencia Park y Webster, entre otras.

Precisamente su representante distrital ante el Consejo del gobierno de San Diego, Mónica Montgomery, y a quien correspondió el corte del listón simbólico inaugural del centro de alta tecnología para los negocios,- resaltó que la meta del programa CONNECT ALL-JACOBS CENTER (CAJC) que también incluye el Business Resource Center (Centro de Recuros para Negocios) “es proporcionar oportunidades para el los empresarios de bajos ingresos y se encuentra enfocado en la diversidad”.

Para nuevos negocios o los que están en crecimiento

Por su parte, Reginald Jones, Presidente de Jacobs Center for Neighborhood Innovation, dijo que “sin importar si tu negocio está iniciando o ya se encuentra en crecimiento, CONNECTALL@ the Jacobs Center está ahí para apoyarte. Nosotros estamos dedicados a esta comunidad, a esta ciudad y a toda la gente que está constantemente innovando para ser mejor”.

A mediados de abril, Iris García, presidenta de Hispanic San Diego County Chamber of Commerce (Cámara de Comercio Hispano del Condado de San Diego), recordó que para la operación del Centro Joe y Vi Jacobs, “recibieron una gran subvención para crear una incubadora, que es un lugar para las personas que tienen un objetivo de construir un negocio”.

“Durante un periodo de 6 meses, los cohortes (grupo de negocios asociados con un propósito común) e impulsados por un proyecto incubadora, recibirán un espacio de trabajo gratuito, y recibirán tutoría y clases (gratuitas) para iniciar el proceso de educar a la ciudadanía de bajos y medianos ingresos con la aspiración de construir un negocio dentro de la ciudad”. afirmó.

Rosa Adam, empresaria fundadora de su negocio. Foto: Horacio Rentería/El Latino San Diego.
Personal capacitado orienta a las personas interesadas en hacer su propia empresa o mejorar la que ya tiene. Foto: Horacio Rentería/El Latino San Diego.