Arriesgan sus vidas por cruzar ilegalmente a Estados Unidos; más de diez mil dólares cobran “polleros” por traficar personas por las garitas

Policías federales de México rescataron a la pareja migrante que estaba oculta en estos asientos. Foto Cortesía

TIJUANA.- Ingeniosas y peligrosas son las maneras  que los migrantes buscan cruzar ilegalmente a Estados Unidos, desde la frontera que divide a California de Baja California.

El pasado 7 de mayo alrededor de las 2 de la tarde, un vehículo marca Lincoln con placas de circulación de California fue  abandonado en uno de los carriles Ready Lane que conducen a la Garita de San Ysidro.

- Advertisement -

Desde el vehículo provenían gritos de auxilio.

Policías federales de México sacaron de entre los asientos delanteros a dos personas que respondieron a los nombres de Modesta  de 22 años y Macario de 20 años, ambos originarios del Estado de Guerrero.

Los migrantes dijeron que intentaban cruzar ilegalmente para trabajar en el campo californiano.

La pareja fue enviada al Ministerio Público Federal para rendir su declaración y posteriormente fueron liberados.

ARRIESGAN SUS VIDAS

Esto solo es un ejemplo de la desesperación de quienes intentan ingresar de cualquier forma a territorio estadounidense en los que  arriesgan su vida con tal de burlar los controles de seguridad de los agentes de aduanas y protección fronteriza.

Isaac Olvera, encargado del albergue migrante Ejército de Salvación de Tijuana, aseguró que en la última década ha sabido de un caso extremo de cruce de indocumentados.

“Una mujer de 23 o 24 años cruzó hace varios años por la garita de San Ysidro en una camioneta de lujo pero ella venía en el cofre, era una jovencita muy delgada que le dijeron que se cortara el cabello y cruzó de esa manera le preguntamos cómo fue todo esto y le dijeron que solo iban a ser de 10 a 15 minutos y le tomó dos horas. Ya te imaginarás  el calor los gases ella dijo que era increíble pero no se podía mover porque de eso dependía su cruce y al final la cruzaron”, informó sobre esta increíble experiencia “de pelicula” el director del albergue.

MONTAÑAS Y DESIERTOS, LA RUTA MIGRANTE

Encargados de casas migrantes en Baja California coinciden en que el 70 por ciento de los cruces ilegales hacia el Condado de San Diego se realizan por zonas desérticas y montañosas de los municipios mexicanos de Tecate, Mexicali y Tijuana.

En el resto de los casos, los “polleros” cobran más de diez mil dólares por traficar personas por los puerto fronterizos.

“Este cruce (por la garita) no es económico, para algunas personas es más fácil cruzar por los cerros donde cuesta de siete mil a ocho mil dólares, este cruce ilegal le costó a la mujer que les conté aproximadamente  15 mil dólares”, informó el capitán Isaac Olvera.

AMBULANTES, TESTIGOS DE TRÁFICO DE PERSONAS

Los vehículos se convierten en escondites improvisados y se les integran compartimentos ocultos por parte de los traficantes de personas.

Vendedores ambulantes de la garita de San Ysidro han sido testigos de los arrestos realizados en la aduana.

Cuando los agentes de aduanas y protección fronteriza del sector San Diego descubre migrantes antes de ingresar a Estados, los puertos fronterizos de San Ysidro y Otay  se cierran temporalmente.

“Cuando los detectamos antes en México nos hacemos cargo pero yo me he percatado que cuando cruzan la línea divisoria activan el protocolo cierran todos los carriles y ponen a disposición a las personas. Los carriles son cerrados como unos 45 minutos”, dijo uno de los policías municipales de Tijuana asignados a los recorridos preventivos en “la línea”.