Tensión racial en Chicano Park, durante la celebración del Día Internacional de los Trabajadores

Momento en el que se encendieron los ánimos entre los dos grupos y uno de los miembros de la comunidad arrebata la bandera estadunidense, en medio del griterío y desconcierto. Fotos: Horacio Rentería/El Latino San Diego.

SAN DIEGO.- ¡Fuera de nuestra comunidad!, gritó una joven vestida con un zarape, mientras sostenía con su mano derecha la bandera mexicana.

Pero frente a ella se encontraban cinco hombres, uno de ellos con la bandera estadounidense, y otro le respondía: ¡Fuera de nuestro territorio; este es nuestro territorio!.

- Advertisement -

Atrás de ellos se encontraban, primero dos agentes de la policía de San Diego, pero el número de oficiales fue creciendo hasta llegar a 9 conforme aumentaban los gritos entre los dos grupos y las acusaciones mutuas, por consecuencia, la tensión racial entre los bandos.

El incidente ocurrió la tarde del 1 de mayo en Chicano Park a escasos 10 días de que se celebrara el 49 aniversario de la defensa de este parque, considerado como Patrimonio Histórico Nacional.

Hombres y mujeres, miembros de la comunidad latina en su mayoría y quienes vestían camiseta roja, se encontraban en espera de la llegada al parque del contingente de la marcha por el Día Internacional de los Trabajadores, una fecha que tiene sus raíces en el Congreso Obrero de la Segunda Internacional Socialista efectuado en París, Francia, en 1889, en el que organizaciones sindicales, anarquistas y comunistas reclaman reivindicaciones a favor de la clase trabajadora, pero que nada tiene que ver con el Labor Day o Día del Trabajo en Estados Unidos.

“Son unos racistas”

La marcha no llegó, al menos hasta las 6:30 de la tarde aunque estaba programada a las 5:30 p.m., pero el ambiente ya se estaba caldeando: “son unos racistas”, les gritó otro trabajador a los cinco hombres cuya identidad fue atribuida por uno de los asistentes como “grupos supremacistas blancos o minutemen”.

La mujer con la bandera mexicana se dirigió a un joven de barba y le reclamó que hacían allí en este día a lo que el aludido le respondió:“¡Yo pudo andar por aquí por allá o donde me pegue en gana y ustedes sólo vienen a este país a causar problemas!”, le respondió uno de estos últimos; para ese momento los gritos y reclamos habían subido de tono, y la cantidad de participantes había crecido de manera notable en minutos.

Algunos del grupo que portaba la bandera mexicana se cubrían el rostro con un gorro (‘pasamontañas’), mientras que uno de los hombres con la bandera estadunidense traía en sus manos un bote de cerveza, del que bebía por momentos.

“Este perro come racistas”, dijo al reportero un joven que sostenía con fuerza la correa que sujetaba a un can pastor alemán, que se observaba ansioso y que parecía percibir el ambiente de tensión que se vivía en ese momento,  pues sus ladridos aumentaban conforme aumentaba la gritería entre los dos grupos.

Grito al unísono: ¡Fuera, fuera, fuera!

Los policías presentes parecían hacer un esfuerzo considerable por no intervenir, y sólo lo hicieron, interponiéndose entre los dos grupos, en el momento en que ya más de una decena de los trabajadores avanzaron y a empujones, en medio de una gritería, lograron que los hombres abandonaran el lugar, escoltados por dos agentes de policía.

Con muestras de aprobación y al grito al unísono de ¡fuera, fuera, fuera!, los cinco hombres abandonaron Chicano Park, mientras flotaba en el ambiente una pregunta:

¿A qué fueron estos cinco jóvenes a una conmemoración del Día Internacional de los Trabajadores cuando en este país, el Labor Day o Día del Trabajo en Estados Unidos que está programado para el 2 de septiembre?.

La interrogante por si sola parece darles un importante peso de razón a los trabajadores que se opusieron a su presencia, aunque el derecho a la libre manifestación de las ideas y el libre tránsito, también es un derecho universal, y por tanto, de los cinco jóvenes.

Por ello, consideramos interesante la postura expresada, en torno a este incidente, por Christian Ramírez, conocido activista y dos veces ex candidato a regidor por San Diego.

Solicita investigar los hechos

“Estoy profundamente preocupado por el uso de la fuerza utilizado por los agentes del Departamento de Policía de San Diego (SDPD) contra el personal de mantenimiento de la paz de la comunidad que protegía a los miembros de la comunidad de personas asociadas con un grupo nacionalista blanco conocido. Los miembros de la comunidad que fueron agredidos por el SDPD tienen un largo historial de mantener a la comunidad segura durante los eventos públicos. El incidente tuvo lugar en Chicano Park durante las movilizaciones del Primero de Mayo. Espero que los líderes de la ciudad Georgette Gómez, Mónica L. Montgomery, Vivian Moreno, Barbara Bry Jen Campbell, el Concejal Chris Ward, investiguen de inmediato las acciones del SDPD”.

Las posturas y opiniones sobre este incidente variarán de acuerdo con la ideología, los intereses y las percepciones de cada quien sobre a quién asiste o no la razón, pero el hecho es que cuando falta un año para la conmemoración del 50 aniversario de la defensa de Chicano Park, este tipo de incidentes se continúan repitiendo.

La discusión comenzó cuando esta joven, de zarape y portando la bandera mexicana, discute con este joven de barba bajo el puente de Chicano Park. Foto: Horacio Rentería/El Latino San Diego.

Versión de Unión deL Barrio: Es el

grupo fascista Proud Boys, revela

Vale hacer mención, sin embargo, que al grupo de jóvenes que asistentes al parque lo relacionan con grupos de ideología supremacista blancos y que causaron la reacción de los asistentes a la recepción de la marcha del Día Internacional del Trabajo fueron identificados por la conocida organización activista de esa comunidad, Unión deL Barrio, como «el grupo fascista Proud Boys (Muchachos Orgullosos)y en su página de internet se indica que intentaron interrumpir el desfile del 1 de mayo.

A continuación la versión publicada por Unión de Barrio en su sitio de internet, página que la denominan el webjefe:

Muchachos orgullosos fascistas intentan interrumpir el Rally del Primero de Mayo en Chicano Park, San Diego
Publicado el 1 de mayo de 2019 por el webjefe.

Aproximadamente a las 5:45 pm del miércoles 1 de mayo de 2019, al menos seis fascistas de la organización llamada «Proud Boys» intentaron ingresar al área de Kiosko Stage en el centro de Chicano Park, 30 minutos antes de que se estableciera el día de mayo de SD, Marcha. Llegar al parque después de haber marchado desde el centro. Los «Chicos orgullosos» es una organización nacionalista blanca conocida por provocar actos de violencia de derecha en los EE. UU.

«Presencia inusitada»

También hubo una presencia inusualmente pesada del Departamento de Policía de San Diego, bajo el mando de dos sargentos que fueron observados entablando conversaciones amistosas con los provocadores fascistas de Proud Boy. Aproximadamente a las 6:00 pm, los miembros del equipo de seguridad de la Coalición del 1 de mayo informaron tanto al SDPD como a los miembros de los Chicos orgullosos que no se tolerarían interrupciones de la manifestación del Primero de Mayo.

Cuestionan postura de la policía de San Diego

Los sargentos del SDPD que estaban al mando luego procedieron a amenazar con el arresto a varios miembros de nuestro equipo de seguridad.
A las 6:10 pm, los miembros de la Unión del Barrio, los Brown Berets de Aztlan, el PSL y los voluntarios de seguridad del Primero de Mayo formaron una línea defensiva entre los provocadores fascistas del Proud Boy y el Chicano Park Kiosko, y luego procedieron a bloquear el avance de Los fascistas en el centro del parque chicano. Fue en ese momento donde se produjo la violencia física y se ordenó a SDPD que interviniera. En lugar de eliminar a los provocadores fascistas del parque, el SDPD procedió a rociar a varios miembros del equipo de seguridad de la Coalición May1st. AIM SoCal dirigió el soporte médico para los compas de seguridad que fueron rociados con pimienta por el SDPD. Solo después de que la violenta confrontación hubiera terminado, el SDPD decidió escoltar a los provocadores fascistas a sus vehículos. Estamos compartiendo esta información en línea por las siguientes razones:

«Buscan provocar»: Unión de Barrio

1. Informar a la comunidad de Barrio Logan sobre la presencia activa de terroristas fascistas de Proud Boy en nuestro barrio.
2. Para avisar a los funcionarios de la ciudad de San Diego del Distrito 8 (Vivian Moreno), y a la División Central del SDPD (Capitán Mike Holden) que si los funcionarios de la ciudad buscan provocar a esta comunidad, somos políticamente capaces y organizados, no toleraremos ninguna alineación oficial con organizaciones fascistas que buscan instigar la violencia y aterrorizar a nuestras comunidades, y lo haremos responsable de invitar a incursiones violentas de nacionalistas blancos en nuestros barrios.
3. Para enviar un aviso general a todas las organizaciones y aliados locales, nacionales e internacionales que el grado de agresión demostrado por el SDPD durante la actividad del Día de Mayo de 2019 sugiere que pueden estar trabajando bajo órdenes para provocar un incidente en el Parque Chicano.
Cualquier actualización relacionada con este incidente se publicará en nuestras cuentas de redes sociales.

Tenso ambiente se vivió en Chicano Park, en la medida n que la discusión subía de tono. Foto: Horacio Rentería/El Latino San Diego.
El incidente hizo recordar la defensa del parque hace 49 años. Foto: Horacio Rentería/El Latino San Diego.

 

Al principio sólo se encontraban dos agentes policiacos, luego el número de agentes aumentó. Foto-Cortesía: Unión de Barrio.
La tensión había subido de tono y se disponían a impedir la concurrencia de los llamados ‘Proud Boys’. Foto:Horacio Rentería/El Latino San Diego.
Los jóvenes identificados como ‘Proud Boys» finalmente se retiraron del parque y salieron escoltados por dos policías. Foto: Horacio Rentería/El Latino San Diego.