NO a manejar ebrio: estados imponen alcoholímetros para prevenir muertes

El alcohol una de las sustancias más peligrosas.

No es sólo en fechas específicas. El mensaje de la policía se extiende todo el año a lo largo del país y es claro: no debes conducir si estuviste bebiendo.Junto con esas advertencias, llegan algunas buenas noticias: las muertes vinculadas con el alcohol al volante se redujeron a la mitad en comparación con la década de los 80, aunque han aumentado en los últimos años. La baja consistente a largo plazo se debe en gran parte a una mayor conciencia pública, una aplicación más estricta de los controles sobre el uso del cinturón de seguridad y el establecimiento en el año 2000 de un umbral nacional de alcohol en sangre de 0.08%, muy por debajo del estándar de 0.15% utilizado comúnmente antes de esa fecha.

Otro factor que parece estar ayudando a prevenir las muertes causadas por el consumo de alcohol es el uso cada vez mayor de dispositivos que bloquean el arranque del auto, alcoholímetros que se instalan en el volante de un vehículo y que evitan que se encienda si la lectura de alcohol en sangre del conductor es superior a un nivel predeterminado.

- Advertisement -

Desde el 1 de enero, California se unió a la mayoría de los estados que tienen leyes que requieren que los conductores con condenas por conducir en estado de ebriedad instalen uno de estos dispositivos en sus vehículos.

En California, los alcoholímetros serán obligatorios solo para los infractores reincidentes. Otros cinco estados, Georgia, Indiana, Massachusetts, Montana y Ohio, tienen leyes similares. Treinta y dos estados y DC requieren la instalación de estos dispositivos incluso para los que cometen la infracción por primera vez.

El senador estatal Jerry Hill (demócrata de San Mateo), autor de la ley de California, dijo que los alcoholímetros en los autos harán que las carreteras sean más seguras que bajo la ley actual, que se basa generalmente en imponer restricciones de manejo y en la suspensión de licencias.

“Hemos visto que personas con licencias suspendidas continúan manejando y causando destrucción”, dijo Hill, quien perdió a su mejor amigo por conducir ebrio en los 80.

Hay cierta evidencia de que los alcoholímetros tienen un impacto. A nivel nacional, de 2006 a 2016, los dispositivos que bloquean el mecanismo de arranque del auto impidieron 2.3 millones de intentos de conducir por parte de personas con un nivel de alcohol en sangre de 0.08%, el umbral legal para definir a un conductor alcoholizado, según un informe de 2017 del grupo de defensa Mothers Against Drunk Driving.

Emma McGinty, profesora asociada de la Escuela de Salud Pública Bloomberg de la Universidad Johns Hopkins, halló que las leyes que requieren interbloqueos para todos los infractores de DUI se asociaron con una caída del 7% en la tasa de accidentes fatales causados por conductores ebrios. Otro estudio encontró que las leyes que abarcan a todos los que cometen la infracción se asociaron con un 15% menos de muertes vinculadas al alcohol en comparación con los estados que tienen leyes menos estrictas.

Los datos federales muestran que en algunos estados el número de muertes relacionadas con el alcohol fue menor algunos años después de la implementación de las leyes para bloquear el encendido del auto. Pero estas bajas podrían haber sido causadas por múltiples factores. En otros estados, las muertes por choques fueron mayores. Y en algunos, el número ha ido hacia arriba y hacia abajo.

Nuevo México fue el primer estado en implementar una ley de interbloqueo que se aplicó a todos los infractores, incluidos los primerizos. El estado experimentó una caída significativa en las muertes relacionadas con DUI aproximadamente tres años después que la ley estatal entrara en vigencia en 2005. La mayor caída se produjo siete años después de la implementación de la ley, pero luego el número de muertes comenzó a repuntar nuevamente.

Texas, que promulgó una ley para todos los infractores en 2015, ha registrado un aumento de las muertes por conductores ebrios desde entonces, pero eso se alinea con el aumento nacional registrado en 2016 y 2017. Algunos investigadores creen que la fortaleza de la economía puede influir en las estadísticas de mortalidad. “Una cosa que a menudo se especula es que a medida que la economía mejora, la gente conduce más”, dijo McGinty. “En virtud de tener más personas en la carretera, es probable que veamos un aumento en los accidentes”.

Oregon promulgó su ley de inter bloqueo en 2008, cuando el estado registró 137 muertes relacionadas con DUI (Driving Under the Influence, o manejar ebrio). Dos años más tarde, la cantidad de muertes por accidentes relacionados con el alcohol se había reducido a casi la mitad, a 70. Pero para 2015, había aumentado a 154 muertes.

La nueva ley de California se basa en un programa piloto en cuatro condados, Alameda, Los Ángeles, Sacramento y Tulare, que han requerido dispositivos de bloqueo en los vehículos de todos los infractores de DUI desde 2010.

La ley estatal requiere la instalación de un dispositivo de inter bloqueo durante un año después de la segunda ofensa de DUI, y durante seis meses después de la primera ofensa si alguien resulta lesionado. Después de un primer DUI sin lesiones, el conductor puede elegir evitar las restricciones en su licencia instalando un dispositivo en su automóvil durante seis meses.

El costo por instalar un alcoholímetro va desde $70 a $150, y su mantenimiento cuesta otros $60 a $80 por mes. Pero la ley establece una escala móvil basada en el ingreso de la persona, por lo que los conductores de bajos ingresos terminarían pagando solo un pequeño porcentaje del costo total.

Los defensores de las leyes de interbloqueo dicen que preferirían ver una ley estatal de California dirigida a todos los infractores de DUI, no solo a los reincidentes. La investigación de McGinty muestra que en donde solo se aplica la ley para los reincidentes, la disminución en la tasa de accidentes es mucho menor.

Pero incluso como está ahora, “la ley hará una diferencia”, dijo Frank Harris, director de asuntos del gobierno estatal en Mothers Against Drunk Driving. “Si una persona recibe un DUI, al día siguiente puede obtener un dispositivo de bloqueo de encendido y conducir, ir al trabajo, ir a los juegos de fútbol de sus hijos. La compensación para la sociedad es que esas personas están conduciendo sobrias”.