Migrante de corazón; empresaria latina fue reconocida por su contribución al ramo turístico y hospitalidad

Yolanda Hernández, segunda de izquierda a derecha (con el micrófono) narró su experiencia, durante el panel, con su empresa de servicio al turismo migrante. Foto: Horacio Rentería/El Latino San Diego.

SAN DIEGO.- Yolanda M. Hernández, la única mujer latina entre siete que fueron premiadas por su contribución empresarial de servicio al turismo migrante, en un evento en el que se reconoció a empresarias del ramo de la industria del turismo, el alojamiento y el entretenimiento, responde sin vacilación a la pregunta de lo que ha tenido que luchar para alcanzar el éxito empresarial“Es una industria pero ellos no saben lo que uno, como migrante, sufre; que de chiquita tienes que andar buscando dónde trabajar o qué hacer y luego el idioma”, dijo en entrevista con El Latino San Diego al término del evento denominado “2019 Women in Tourism and Hospitality (W.I.T.H.) Awards Luncheon” (Almuerzo para la entrega de Premios “Mujeres en la industria del turismo y hospitalidad”, entregado por Women Leading the Way

La fundadora y actual Presidenta del exitoso negocio local “Five Star Tours and Charter Bus Company”, respondió rápidamente y en forma categórica al segundo cuestionamiento. ¿Pero usted misma, Yolanda, pasó por este proceso, no?. “¡Claro!, ¡Claro! y sin dudarlo un momento se refirió al motivo de su vínculo natural con las familias migrantes, que son el mercado de su empresa.

- Advertisement -

 Vino de Durango, con su familia

“Nosotros somos de un pueblo que está en Durango (México) y se llama San Miguel del Cantil, era un pueblo minero”. “Entonces”, continuó la entrevistada, “mis padres emigraron a Tijuana, en 1950. Mi mamá trabajó en una tortillería porque no había trabajo en Tijuana; porque no había de otra o era trabajar en la tortillería o era trabajar en un bar, en una cantina, no había otro trabajo, pues mi mamá optó por hacer tortillas”.

“Entonces, afortunadamente se encontró a mi padrastro y se casaron y desde entonces cambió la vida de nosotros. Ya estábamos en otra situación”, señaló esta ejemplar mujer empresaria latina quien tiene un permanente contacto con los migrantes que utilizan su servicio de transporte.

Admira a su madre y su abuela

Yolanda habla con gran admiración de su familia, su madre Cruz Romero (“le decían crucita”, recuerda) “y mi abuela Julia (Mesa). Mi abuelita primero mandó traer a nosotros (Yolanda y sus padres), pues mis hermanos –quienes vivían en Tijuana- nos echaban mucho de menos; éramos entonces tres hermanos dos hombres y yo, luego nacieron los demás”.

“Después, ya cuando mi mamá tuvo casa, mi abuelita mandó traer a los demás, trajeron familia por familia; traíamos una y luego la otra; todos vivíamos juntos hasta que ellos podían tener su casa y se iban a Tijuana”.

Emigró en 1957

“Entonces nosotros emigramos acá en 1957, pero yo estaba haciendo la escuela en Tijuana. La secundaria en ‘la Poli’ “llamada oficialmente Secundaria Técnica Número Uno y en la preparatoria federal Lázaro Cárdenas”, ambas construidas en el sitio donde operó el histórico, pero controversial, Casino de Agua Caliente.

“Ya cuando me vine a Estados Unidos también sentí el racismo, porque no nos dejaban progresar en la escuela, porque decían no sabes. Como que no sé, claro que sé. Y una profesora me decía cómo es que una mexicana puede saber tanto…”.

 Reconocimiento especial

a la empresaria Lesley Cohn

Asimismo, durante el evento, Lesley Cohn fue reconocida con el Premio: Carol Wallace Lifetime Achievement Honoree (Logro de Vida), entregado de manos de esta última.

Cohn es co-fundadora de Cohn Restaurant Group, considerado “el más importante grupo de servicio turístico del sur de California”, además de estar “profundamente arraigada en la comunidad filantrópica de San Diego, donando cientos de miles de dólares a través de los años”.

“Lesley y su esposo David se han ganado una verdadera reputación como el grupo de restaurantes más generoso y generoso del sur de California, haciendo donaciones regulares de tiempo, dinero y recursos a organizaciones regionales y nacionales como la Fundación Garfield High School, Rady Children’s. Hospital, Balboa Park Conservancy, Fundación Surfrider, Centro de Animales Helen Woodward, Olimpiadas Especiales, KPBS y más”.

 Otros premios

Además de las mencionadas, la organización “Women Leading the Way” reconoció el valioso trabajo hecho a favor del sector turístico, hospitalidad y entretenimiento en San Diego a DeAnne Snyder, originaria de San Diego y ha estado con el San Diego Convention Center Corporation desde 1993; Madelyn Marusa, Vicepresidenta de Relaciones Industriales Iniciativas Estratégicas PRA Business Events Inc. Marusa comenzó a supervisar áreas clave de desarrollo de negocios para la corporación, mercadotecnia, relaciones industriales y feria comercial.

También fueron premiadas Kerri Verbeke Kapich, directora de operaciones de San Diego Tourism Authority (La Autoridad de Turismo de San Diego), una de las principales organizaciones de mercadeo en el país que representa a más de 900 organizaciones del mercado de hospitalidad y apoya como motor del mercadeo turístico de la región San Diego y Pat Phohl, con gran experiencia en el ramo de la industria turística.

Antes de recibir el reconocimiento, las 7 empresarias participaron en un interesante panel en el cual cada una narró sus experiencias y sugerencias para el mejor funcionamiento de los negocios.


Yolanda Hernández, segunda de izquierda a derecha (con el micrófono) narró su experiencia, durante el panel, con su empresa de servicio al turismo migrante. Foto: Horacio Rentería/El Latino San Diego.
Las premiadas acompañadas de miembros de la organización empresarial de mujeres “Women Leading the Way”. Foto: Horacio Rentería/El Latino San Diego.
Lesley Cohn (al centro) fue reconocida con el Premio: Carol Wallace Lifetime Achievement Honoree (Logro de Vida), entregado de manos de esta última. Foto: Horacio Rentería/El Latino San Diego.