Audiencia migrante; solicitantes de asilo tuvieron cita con un juez en San Diego

La abogada de los migrantes, Robyn Bernard, dijo que en las primeras semanas de marzo algunas audiencias tuvieron que ser pospuestas debido a la falta de comunicación entre las notificaciones que se daban a los individuos.. Foto Cortesía

SAN DIEGO.- Las primeras audiencias de solicitantes de asilo político en Estados Unidos que fueron retornados a Tijuana se llevaron a cabo durante la tercer semana de marzo en la corte del centro de San Diego.La mañana del martes 19 de marzo, los migrantes que habían permanecido varias semanas en la ciudad fronteriza de Tijuana cruzaron por el cruce peatonal de la Garita del Chaparral.

En territorio estadounidense fueron escoltados por agentes del servicio de Inmigración y Control de Aduanas, el ICE por sus siglas en inglés, para trasladarlos a la corte federal del centro de la ciudad de San Diego.

- Advertisement -

«No quiero tirarme del muro, quiero ser algo legal, quiero hacer algo legal , no estar brincando el muro cada rato» , dijo uno de los solicitantes de asilo político que tuvo su cita con un juez migratorio.

DESARROLLO DEL JUICIO

Las audiencias comenzaron alrededor de la una de la tarde y en cada una de ellas se les proporcionó traductores y estuvieron acompañados de sus abogados, los cuales han ofrecidos sus servicios gratuitos para los centroamericanos.

Cinco personas originarias de Honduras y un hombre nacido en Guatemala se dieron cita en la corte. Un último migrante convocado no estuvo presente porque se encontraba detenido por el Departamento de Seguridad Nacional.

Robyn Bernard, abogada del grupo de solicitantes de asilo político en Estados Unidos dijo que dentro de los nuevos protocolos de justicia  destacó la falta de privacidad, porque ahora hay presencia de elementos de ICE al momento de entablar pláticas con sus clientes a solas.

«Había cinco elementos de seguridad parados en nuestro espacio, mirando y escuchando todo lo que hablábamos», informó Bernard.

SOLICITUDES MIGRATORIAS

Durante la audiencia, dos migrantes solicitaron el aplazamiento de sus casos porque sus representantes legales se encontraban en la ciudad de Oakland, California.

Dos más pidieron permanecer en territorio estadounidense mientras se decreta el fallo final sobre su situación migratoria, porque temen por su vida en Tijuana, Baja California, donde han recibido diferentes amenazas.

«Difícil todo proceso es difícil, solo esperar, ser paciente y cuidarse sobre todas las cosas», dijo uno de los migrantes que por seguridad prefirió que no se divulgara su nombre.

DENUNCIAN FALLAS EN COMUNICACIÓN 

La abogada Robyn Bernard dijo que las primeras semanas de marzo «algunas audiencias tuvieron que ser pospuestas debido a la falta de comunicación entre las notificaciones que se daban a los individuos quienes tenían una fecha para corte y la corte de migración decía otra fecha y como resultado muchas personas no pudieron presentarse a sus audiencias».

Por su parte, Pedro Ríos, director de la asociación Comite de Amigos de San Diego, coincidió en que hay complicaciones para que los abogados representen a los migrantes que se encuentran en territorio mexicano.

«Porque la autoridad que ellos tienen como abogados es en el Estado de California y no en México», aseguró Ríos.

Uno de los migrantes que se presentó en la corte informó que «todos tenemos esa queja la mayoría, no lo miramos bien pero a la misma vez tenemos que respetar las leyes».

Finalmente a los seis centroamericanos se les fijó una nueva cita ante un juez de migración y se les entregó  un documento que acredita la fecha del juicio para poder ingresar nuevamente a territorio estadounidense.