Migrantes por aranceles; preocupa nuevo acuerdo sobre solicitantes de asilo

Aspecto de solicitantes de asilo político que esperan su cita en el puerto fronterizo del Pedwest. Foto José Antonio Avilés.

San Diego.- “Estamos siendo desgraciadamente testigos de una situación donde el comercio se compara o contrasta con la migración, donde artículos de venta llegan a tener más valor que la vida humana misma”, son palabras de Adriana Jasso, coordinadora de la Asociación Civil  Comité de Amigos de San Diego, refiriéndose al trato realizado entre Estados Unidos y México para que los solicitantes de asilo esperen sus citas en los municipios fronterizos mexicanos.

Migrantes por aranceles, ese fue uno de los principales acuerdos entre Estados Unidos y México  para evitar la imposición de impuestos a los productos mexicanos pero recibir en Baja California a todos los migrantes que inician un proceso de solicitud de asilo estadounidense, es un reto que requerirá de recursos.

- Advertisement -

REGRESO DE INMIGRANTES

Desde finales de enero del 2019 hasta el cinco de junio, tres míl novecientos sesenta y ocho solicitantes de asilo fueron regresados por el puerto fronterizo de El Chaparral.

Con base a dicha estadística y de acuerdo al nuevo trato binacional, más de doscientos migrantes podrían ser devueltos cada semana  a Tijuana para que esperen la resolución de sus solicitudes de asilo.

“Preocupa entonces la respuesta de México porque pone prioridad a tener que responder a Estados Unidos por conceder y no tener una ganancia para buscar la protección de migrantes que se trasladan por su país”, dijo Pedro Ríos, director de la Asociación Civil  Comité de Amigos de San Diego.

ACUERDO BINACIONAL

Al ser un acuerdo binacional, será difícil que las asociaciones interpongan un recurso legar para evitar que los migrantes permanezcan en municipios fronterizos y podría perder vigencia la demanda actual contra el plan piloto de regreso de migrantes a Tijuana.

“Aquí lo más peligroso para mí ver es como la sociedad de México va a ser proyecto ahora de una militarización amplia porque se habla de enviar seis mil efectivos a la frontera sur”, consideró el director de la Asociación Civil  Comité de Amigos de San Diego.

Se estima que mas de 50 personas  solicitan todos los días asilo político en Estados Unidos por la garita de San  Ysidro las cuales podrían ser retornadas inmediatamente a la esquina de la patria con el nuevo acuerdo.

Sin recursos extraoridinarios para atender esta creciente población, la frontera mexicana  volvería a vivir una crisis migratoria y podrían repuntar los cruces ilegales por el Sector de San Diego.

“Pareciera que este acuerdo recae en aquellos más despojados y más desesperados y en una necesidad de amparo y pareciera que esto nos lleva otra vez a lamentar el dolor humano que se ha estado dando en ambas fronteras”, concluyó Adriana Jasso.