Adiós al PAN, tras tres décadas de gobierno en BC

Ernesto Ruffo, al centro en una charla con miembros de COPARMEX, el iniciador de la aventura panista que concluyó este 2 de junio. Foto-Cortesía.

TIJUANA, B.C.- En 1989 el ámbito de la politica electoral en México se conmocionó pues por vez primera un estado de la República sería gobernado por un partido de oposición al PRI.

En efecto, Ernesto Ruffo Appel, ex alcalde de Ensenada y un empresario desconocido en el mundo político asumió el mando del gobierno de Baja California.

- Advertisement -

Aunque algunos cuestionan aún sus 6 años de gobierno, fue sin duda el gobernante de ese partido más dinámico, carismático y entre sus acciones destacan haber iniciado con la desaparición de los cacicazgos priistas y de otros partidos de izquierda, al combatir a los promotores de invasiones de predios, llamados irónicamente entonces ‘líderes sociales”.

Ruffo también culminó con éxito la construcción de las obras de agua potable y alcantarillado para Tijuana, Tecate, Mexicali y Ensenada iniciada por su antecesor Xicoténcatl Leyva Mortera,  se opuso al ‘chapulineo’ dentro de su partido (politicos que brincan de puesto en puesto) y fue un decidido promotor que luchó porque el dinero generado en Baja California se quedara ahí, argumento –son embargo- que negó el gobierno federal.

No obstante, en 30 años de gobiernos claro-oscuros del PAN, muchos tendiendo a grises, con algunas excepciones, la historia cambió por completo este domingo 2 de junio, durante las elecciones estatales.

Tras treinta años de permanecer en el poder del gobierno del estado de Baja California, el Partido Acción Nacional fue derrotado en las urnas de una manera incuestionable.De acuerdo con el Programa Resultado Preeliminares Electorales (PREP) –no oficiales, ya que los resultados comenzarán a ser validados a partir de este miércoles 5 de junio-, el candidato a la gubernatura, Jaime Bonilla Valdez, de la coalición “Juntos Haremos Historia” formada por Morena, Partido Verde, Partido del Trabajo y Transformemos, conquistó más del 50% de los votos.

Dicha Coalición también se llevaría el llamado ‘carro completo’ en Tijuana, Mexicali, Playas de Rosarito, Ensenada y Tecate con sus abanderados a la alcaldía: Arturo González Cruz; Marina del Pilar, Aracely Brown; Armando Ayala y Zulema Adams, respectivamente, y las 25 diputaciones locales.

Fue una jornada electoral en la cual prevaleció el abstencionismo derivada de diversos factores como tratatarse de elecciones intermedias (no presidenciales) y la apatía de los ciudadanos, cansados de promesas y prevalencia de la inseguridad.